Unos 60 activistas tibetanos han sido detenidos en el transcurso de diferentes actos de protesta contra China en Nueva Delhi, coincidiendo con la llegada de la antorcha olímpica a la capital india.


En Nueva Delhi, donde la antorcha debe recorrer 2,5 kilómetros, se encuentran desplegados unos 15.000 agentes para evitar incidentes como los registrados durante el paso del fuego olímpico en París, Londres y San Francisco.

Unos 5.000 tibetanos, según la agencia estatal india IANS, encendieron una "antorcha" propia y participaron en un relevo paralelo, que se inició en el parque de Rajghat (donde reposan los restos del "Mahatma" Gandhi) y terminó en el complejo del Jantar Mantar, epicentro de las protestas en los últimos días.

Las autoridades indias esconden la antorcha en un lugar seguro hasta que comiencen los relevos
La antorcha olímpica llegó a Nueva Delhi a la 01.10 hora local (19.40 GMT del miércoles) a bordo de un avión especial procedente de Pakistán, y desde el primer momento se han registrado protestas de tibetanos contra la actuación de China en el Tíbet.

Las autoridades indias aseguraron que la antorcha se mantendrá en un lugar seguro "no revelado" hasta el comienzo de los relevos, aunque varios medios han informado de que se encuentra en el lujoso hotel Le Meridien.

En la India, donde residen unos 130.000 refugiados tibetanos y su líder espiritual, el Dalai Lama, la antorcha recorrerá los 2,5 kilómetros que separan en Nueva Delhi el palacio presidencial de la Puerta de la India, un arco de grandes dimensiones.