Patricia Ortega
Fotografía de archivo de 2019, de Patricia Ortega, primera general del Ejército español (en la foto, todavía era coronel). EFE/Mº DE DEFENSA

 La general Patricia Ortega ha asegurado este lunes que el feminismo "no es un tema de mentalidades políticas, es un derecho humano que extrapola el género y es de todos" y que el hecho de ser la primera mujer que llega a general lo lleva con "con mucho orgullo, responsabilidad añadida y lucha constante".

Ortega, la primera mujer que alcanza el grado de general en España, se ha expresado así en declaraciones a la cadena Onda Cero en las que ha subrayado que "el mismo valor tiene que yo haya llegado aquí, que cualquier hombre haya llegado hasta aquí".

Para la general, "los cupos no son buenos y se nos pueden volver en contra" y que se trata más de una cuestión de "equidad más que la igualdad", que el verdadero reto es lograr que las mujeres tengan una carrera "más lineal, sin discontinuidad por maternidad".

No obstante, ha considerado que "dentro de poco, habrá tantas mujeres dentro del ejército que se normalizará totalmente".

Ortega también ha destacado la importancia de que las Fuerzas Armadas se abran a la sociedad y se den a conocer, porque "es muy importante que la sociedad nos conozca; no puedes querer algo que no conoces".

Además, ha considerado que "la instauración de un servicio militar no es contraproducente" ya que "todos deberíamos tener un conocimiento de cómo es el Estado, sus valores y organización".

"El servicio militar mezcla gente de distintos nichos culturales y lugares, eso es muy positivo para la formación de cualquier persona", ha apuntado Ortega, quien se ha mostrado convencida de que la sociedad funcionaría mejor si "la jerarquía y disciplina que está asociada a las fuerzas armadas lo extrapolamos a otros ámbitos".

Ingeniera agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid, Ortega ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza en 1988, un año después de graduarse, en la primera promoción en la que las Fuerzas Armadas admitieron mujeres en sus filas. Tras dejar Zaragoza, continuó su formación en la Escuela Politécnica Superior del Ejército, en la especialidad de Construcción y Electricidad.

Actualmente, el porcentaje de mujeres en las Fuerzas Armadas es del 12,7%, una cifra que se ha mantenido casi estable desde 2006, con un ligero y progresivo aumento desde 2012. Esta integración se encuentra por debajo de la de otros países como Francia (19%) o Estados Unidos (14,5%), pero por encima de potencias como Alemania (9,3%) o Reino Unido (9%).