Registro de la Guardia Civil en el marco de la Operación 'Retour'
Registro de la Guardia Civil en el marco de la Operación 'Retour' GUARDIA CIVIL - Archivo

La Comandancia de la Guardia Civil de Huesca ha explicado en una nota de prensa que el pasado mes de marzo se detectó un incremento de robos en empresas de diversos servicios y establecimientos públicos que afectaban a un notable número de localidades de la provincia.

El Equipo de Delitos contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Huesca puso en marcha Operación 'Retour' con la finalidad de identificar y detener a los autores de estos robos.

Las pesquisas realizadas permitieron identificar a dos ciudadanos extranjeros que residían en la Comarca del Cinca Medio, con numerosos antecedentes y una discreta forma de vida, por lo que pasaban desapercibidos para los vecinos.

Los supuestos autores tenían una larga actividad delictiva, alternando épocas de gran intensidad en la comisión de robos con otras en las que se encontraban en su país de origen.

Una vez comprobada la participación de los supuestos autores en numerosos robos y conseguir reunir las pruebas necesarias, se estableció un operativo para su detención.

DETENCIÓN EN GERONA

Agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil Huesca interceptaron el pasado 12 de junio a dos varones de 26 y 38 años que se disponían a abandonar el país con sus vehículos en la frontera de Gerona y los detuvieron por la comisión de 43 delitos de robo con fuerza en las cosas y pertenencia a grupo criminal.

Les fueron intervenidos 2.035 euros en metálico, ropa, herramientas y efectos relacionados con los delitos investigados. Además, se realizó un registro en su domicilio, encontrando objetos que podían incriminar a los detenidos con algunos robos.

Posteriormente, el 2 de julio, se llevó a cabo la detención de tres mujeres de 21, 32 y 48 años, de origen extranjero, como supuestas autoras de un delito de pertenencia a grupo criminal, siendo cooperadoras necesarias en la comisión de los robos cometidos por los dos primeros y por haber realizado los envíos a su país de origen del dinero obtenido.

Con estas detenciones, se han esclarecido un total de 43 robos en una vivienda unifamiliar, locales sociales, restaurantes, supermercado, talleres de automoción, centros de salud, ferretería, obras en construcción, almacenes, gasolineras, granjas, empresas, bares y una farmacia.

Estos robos han tenido lugar en las localidades de Altorricón, Campo, Aínsa, Boltaña, Graus, La Puebla de Castro, Benasque, Monzón, El Grado, el Polígono 'Saso Verde' de Sariñena, Capdesaso, Grañén, Binaced, Huerto, Abiego, Santa Lecina, Esplús, Castillonroy, Algayón, Albelda y Fraga.

Después de que la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca instruyera las diligencias y las entregada al Juzgado de Instrucción de Boltaña, junto con los detenidos, este ha decreto el ingreso en prisión de los dos autores materiales de los robos.

MODUS OPERANDI

La Guardia Civil ha indicado que los supuestos autores de estos robos son delincuentes "muy experimentados" y actuaban "con contundencia, rapidez y profesionalidad". Accedían a inmuebles, locales o establecimientos violentando puertas o ventanas con herramientas en busca de cajas fuertes o lugares donde se guardase el dinero para sustraerlo.

Ocasionalmente, robaban herramientas que posteriormente utilizaban en otros asaltos y, una vez cometido el delito, huían con gran premura para evitar la actuación policial.

La Benemérita ha precisado que los dos autores materiales de los robos disponían de una infraestructura de tipo familiar que les proporcionaba la cobertura necesaria para continuar con su actividad criminal sin levantar sospechas entre las Fuerzas de Seguridad del Estado. Para eso, ocultaban las ganancias obtenidas enviando importantes cantidades del dinero sustraído a su país de origen utilizando familiares suyos.

Consulta aquí más noticias de Huesca.