Meghan Markle y Beyoncé se conocen por fin en persona y centran su conversación en sus hijos

Los duques de Sussex, el príncipe Harry y Meghan Markle, en el estreno mundial de 'El rey León', en Londres.
Los duques de Sussex, el príncipe Harry y Meghan Markle, en el estreno mundial de 'El rey León', en Londres.
GTRES

Daba la sensación de que eran amigas íntimas y, sin embargo, no se conocían en persona. Y eso era algo que había que solucionar el momento y en un contexto inmejorable, así que una rápida confirmación cambió todos los planes de los periodistas: Meghan Markle y Beyoncé por fin coincidirían.

La duquesa de Sussex confirmó que este domingo asistiría de la mano de su esposo, el príncipe Harry, a la premiere mundial de El rey león, película en la que Beyoncé pone voz al personaje de Nala, forma parte de la banda sonora y ejerce como productora.

Por la tarde, el Odeon Theater londinense estaba abarrotado. Nadie quería perderse ese momento porque, como no podía ser de otra manera, los duques habían dejado para el final en la ronda de saludos tras la alfombra roja, y para no hacer esperar al resto dado que querían poder hablar con ellos tranquilamente, a la cantante y su marido, Jay-Z.

Cuando llegó la hora de conocerse, no hicieron falta protocolos. De hecho, se rompieron. No se habían visto en carne y hueso nunca, pero no hizo falta más que una mirada para que ambas, Meghan Markle y Beyoncé, se fundieran en un abrazo mientras la cantante le susurraba a la royaltie un memorable "My princess", que no hace falta traducir.

Tras saludar, del mismo modo, a Jay-Z, y compartir miradas y gestos de sororidad, complicidad y cariño con la cantante, ambas pasaron a centrar la conversación en los hijos que tienen: Meghan y Harry, a Archie; y Beyoncé y Jay-Z, a Ivy, Rumi y Sir.

"Your baby is so beautiful" ("Tu bebé es tan precioso"), se puede entender que le dice la artista a la duquesa de Sussex antes de que el rapero le dé la enhorabuena. Acto seguido, Meghan va a llamar a su marido para que se una a la conversación y justo antes coge la muñeca de la cantante en un ademán de afecto y apego entre las dos.

El príncipe igualmente abraza y da dos besos a la cantante y ofrece un apretón de manos al músico antes de involucrarse en la conversación que ya estaban manteniendo sobre sus hijos.

"No están aquí, se han quedado en casa. No pueden venir a todos los viajes que hacemos, pero les hubiera encantado", fue la excusa que pusieron los Carter antes de dar un gran consejo, por boca de Jay-Z, a los primerizos padres de la realeza británica: "Intentad encontrar siempre algo de tiempo para vosotros".

La conversación gira entonces hacia el pequeño Archie, de quien su padre, con orgullo y una pequeña imitación, hace una revelación al matrimonio musical: ya es capaz de erguir su cuello, algo normal pero que, como primogénito, les llena de satisfacción (aunque haya polémicas e insultos ya sobre cómo cogen al bebé).

Además, el príncipe Harry agradece a Beyoncé y Jay-Z el gesto que tuvieron con su esposa en la pasada gala de los Brit Awards en febrero. Allí emitieron un vídeo dando las gracias por el reconocimiento como mejor grupo internacional en el que hablaron de Meghan Markle.

Dado que era el mes en el que se luchaba contra el racismo reivindicando la historia de la raza negra, tanto Beyoncé como Jay-Z tuvieron unas palabras sobre la importancia del rol de Meghan Markle en la sociedad moderna, al ser la primera mujer con raíces afroamericanas en la familia real británica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento