Podemos lleva a Vox a la Fiscalía por un delito de odio contra colectivo LGTB
Isa Serra y Sol Sánchez presentan la denuncia a la petición de información de Vox. EFE / LUCA PIERGIOVENNI

Unidas Podemos IU Madrid en Pie ha denunciado ante la Fiscalía de Madrid la petición de información que Vox ha realizado a la Comunidad de Madrid sobre las charlas LGTBI en los colegios, que imparte COGAM, por lo que consideran "una clarísima intimidación para el colectivo" y en previsión de lo que podría ser un delito de odio, recogido en el artículo 510 del Código Penal.

"Es nuestra obligación usar todas las herramientas del Estado de Derecho para no normalizar lo que es completamente inadmisible y para denunciar que lo que Vox está pretendiendo es amedrentar no solo a la gente que da estos talleres sino a los colegios que les llaman", ha defendido la diputada y activista Beatriz Gimeno, en declaraciones a los medios de comunicación.

En el escrito, que ha presentado este lunes ante la Fiscalía junto a la portavoz en la Asamblea, Isa Serra, y la parlamentaria Sol Sánchez, recogen que "la pretensión de obtener una lista detallada de un grupo de personas, pertenecientes a una entidad privada de la sociedad civil que desempeñan una actividad de concienciación y prevención del acoso escolar por motivos lgtbifóbicos escapa a la norma".

Según Gimeno, no pueden permanecer "impasibles" ante "este intento de retorcer las herramientas parlamentarias para hacer este tipo de cosas que retrotraen a tiempos muy oscuros para la comunidad LGTBI". Asimismo, ha tachado esta petición de "caza de brujas".

"Nosotros lo que consideramos es que nuestra responsabilidad es como cargos públicos pero también como ciudadanos defender a las personas LGTBI, defender a una organización como COGAM que tanto ha hecho por este país. Sí consideramos que esa pregunta el único motivo que tiene es la persecución y fomentar el odio", ha apostillado Serra.

Además, desde Podemos han recordado, en el texto, que Vox ya ha realizado solicitudes similares en los parlamentos de Andalucía, aunque en este caso sobre violencia machista, y en Valencia, y han recalcado que han hecho público que en el primero, el fin era "depuración ideológica de las personas que desarrollan dichas actividades".

Por su parte, Sol Sánchez ha hecho hincapié en que en España, según el Observatorio de la LGTBIfobia, "se intentan suicidar casi mil jóvenes adolescentes cada año". A su parecer, el trabajo que está realizando "COGAM es impagable" y no se pueden consentir estos "pasos atrás".

"Me gustaría saber qué tipo de defensores de la vida son cuando quien está trabajando para que esto no suceda, ellos pretenden señalarlos. Nosotros lo tenemos claro ni un paso atrás ante esto que es una auténtica vergüenza", ha lanzado.