En España mueren 39 personas por millón de habitantes en accidentes de tráfico. Según el balance de siniestralidad presentado este lunes por el director de la DGT, Pere Navarro, nuestro país es el séptimo de Europa con menos fallecidos, por debajo de la media europea, cuya tasa está en 49 por cada millón de habitantes.

Por delante de España con menos muertos en carretera o ciudad son Reino Unido (28), Dinamarca (30), Irlanda (30), Suecia (32), Países Bajos (34) y Malta (38). Si bien la principal conclusión del director de la DGT es que aún queda margen de mejora, Navarro ha hecho una puntualización con respecto a estos datos, y es que nuestro país tiene más de 80 millones de turistas que utilizan coches de alquiler en sus desplazamientos y un gran número de motocicletas con los que no cuentan los países que se sitúan a la cabeza.

El número de fallecidos en accidentes de tráfico disminuyó en 2018 con 24 víctimas menos que en el año anterior. En total, según ha indicado el director de la DGT, Pere Navarro, 1.806 personas murieron en en carretera o ciudad el pasado año. Además de los fallecidos, se han contabilizado 138.609 personas que resultaron heridas en los 102.299 accidentes registrados.

Esta leve bajada se produce en un año en el que han aumentado un 1,9% los desplazamientos de largo recorrido, llegando a 416,4 millones de movimientos, han aumentado un 7% las matriculaciones de vehículos, situando el parque automovilístico en 35.188.690 vehículos y ha aumentado también un 23% la expedición de permisos de conducir, situando el censo de conductores en 26.853.754.

Si bien han aumentado en un 5% los fallecidos en autopistas y autovías -323 frente a los 308 del año anterior-, sucede lo contrario en las vías convencionales, donde con 994 muertos, existe una disminución del 2% puesto que en 2017 fueron 1.013. La distracción, según el citado informe, es la principal causa de accidente y provoca el 32% de las muertes, seguida de la velocidad, que provoca el 22% y el alcohol o drogas, responsable del 21% de los accidentes mortales.

Aunque la mayoría de los accidentes con víctimas se localizan en las ciudades, es en las vías interurbanas donde mayor número de fallecidos se registran, un aspecto que Navarro ha atribuido a la velocidad a la que circulan los vehículos.

Casi la mitad de los fallecidos son ciclistas, motoristas o peatones

Según los datos de la DGT, el año pasado se registró un notable incremento del 45% de los atropellos mortales en las vías interurbanas, con 149 peatones fallecidos frente a los 103 de un año antes.

Precisamente, los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motociclistas) representan ya el 48% del total de fallecidos en accidentes, un 2% más que en 2017. De ellos, 58 fueron ciclistas (20 menos que en 2017) y 421 motoristas.

Por comunidades, Andalucía, Baleares, Castilla la Mancha, Extremadura, Comunidad de Madrid, Región de Murcia, La Rioja y País Vasco son las comunidades que han reducido el número de fallecidos en accidente de tráfico respecto al año anterior, mientras que en el resto de autonomías aumentan las cifras.