Recurso negocios, dinero, calculadora, hacienda, recaudación, IRPF
Riqueza. GESTHA - Archivo

La deuda de empresas y hogares españoles se redujo hasta el 132,8% del PIB en el primer trimestre de 2019, según el informe publicado este lunes por el Banco de España.

Las cuentas financieras de la economía española presentadas en dicho informe muestran que la riqueza financiera de los hogares se incrementó un 2,9% en términos interanuales, lo que supone un importe de 2,231 millones de euros.

En cuanto a la deuda, los hogales y las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares en España(ISFLH), alcanzó los 1.615 miles de millones de euros a finales del primer trimestre de 2019, es decir, un 4,1% por debajo de la ratio registrada un año antes. Desglosando la cifra, el ratio de deuda de las ISFLH y los hogares se situó en el 74,4% y el 58,4% del PIB, respectivamente.

A finales de marzo de 2019, el flujo neto de financiación de las empresas, hogares e  ISFLSH fue de 9,1 miles de millones de euros, lo que representó un 0,8% del PIB. De ese 0,8%, las empresas representaron el 0,6% y los hogares e ISFLSH el 0,2%.

Respecto a las operaciones financieras netas de empresas, hogares, instituciones financieras y administraciones públicas, acumularon después de cuatro meses, un superávit de 14 miles de millones de euros, equivalente al 1,2% del PIB, frente al 1,5% observado en todo el año 2018. Las empresas, las instituciones y los hogares obtuvieron un saldo positivo, 0,9%, 2,6% y 0,1 %, respectivamente. Por otro lado, las administraciones públicas mostraron un déficit del 2,4% del PIB.

2.231 miles de millones de euros fue el sado de activos financieros de los hogares e ISFLSH, un 2,9% superior al de un año antes. En relación con el PIB, los activos financieros totales representaron un 183,5% a finales del primer trimestre de 2019, lo que significa 0,7 puntos porcentuales menos que un año antes.


Según el informe del Banco de España, el efectivo y los depósitos han sido la parte más importante de estos activos financieros, el 40%. Le siguen las participaciones en el capital con el 27%, seguros y fondos de pensiones con el 16%, y participaciones en fondos de inversión con el 14%.