Renfe
Tren Avant de Renfe. RENFE - Archivo

Esta medianoche ha comenzado la huelga convocada por el sindicato CC OO en el grupo Renfe, que se prolongará hasta las 23 horas de este lunes, lo que ha obligado a la operadora ferroviaria a suspender la circulación de 320 trenes de pasajeros de los 990 previstos.

La organización sindical ha llamado a secundar el paro al personal del grupo Renfe (operadora, viajeros, mercancías, fabricación y mantenimiento y alquiler) para exigir más empleo, menos jornada y una consolidación salarial.

Los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento garantizan la circulación del 72% de los trenes habituales del AVE y larga distancia, con lo que rodarán 280 de los 387 afectados por la protesta y se suprimen 107.

En media distancia, se anularán 213 trenes y saldrán con normalidad 390 de los 603 afectados por la huelga, lo que supone un 65% del servicios habitual.

Medidas postventa

Renfe ofrecerá a los pasajeros afectados por esta supresión, siempre que sea posible, viajar en otro tren en el horario más aproximado al adquirido.

Aquellos clientes que no desean hacerlo podrán anular o cambiar su billete para otra fecha sin ningún coste en todos los canales de venta de la operadora.

¿Y si tengo un viaje combinado?

FACUA-Consumidores en Acción recuerda a los usuarios en estos episodios que, si sufren una cancelación de su tren y por ello deben viajar antes y pagar la noche de un hotel para, por ejemplo, no perder el vuelo, tienen derecho a recibir una indemnización por esos perjuicios.

Si al no salir un tren llegan tarde a sus destinos o pierden estancias ya pagadas o, incluso, un avión, deben reclamar a la empresa ferroviaria, ya que también tienen derecho a ser indemnizados por esas noches de hotel que se quedaron colgadas o ese avión que despegó sin ellos.

FACUA advierte de que Renfe debe resarcir a los usuarios afectados por la pérdida de vuelos de conexión y de noches de hotel, los desplazamientos desde y hacia ellos o si tienen alquilado un coche en su lugar de destino, así como cualquier otro daño, con independencia de su naturaleza, que sufran los pasajeros derivado del incumplimiento del contrato de transporte.

También por los retrasos

FACUA recuerda que la propia Renfe presenta en su página web un compromiso voluntario de puntualidad en el caso de indemnizaciones por retraso de sus trenes, que es superior a lo que dicta el Reglamento europeo 1371/2007 sobre los derechos y las obligaciones de los viajeros de ferrocarril.

Sin embargo, la ferroviaria señala en sus condiciones contractuales que supedita dichas indemnizaciones a circunstancias que no sean de "fuerza mayor". FACUA considera que la compañía no puede incluir la huelga dentro de estos casos, ya que se trata de una circunstancia previsible desencadenada por problemas previos entre los trabajadores y la ferroviaria.

En todo caso, la asociación advierte de que existe una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) emitida el 26 de septiembre de 2013, que dicta que "una empresa ferroviaria no tiene derecho a incluir en sus condiciones generales de transporte una cláusula según la cual quedará exenta de su obligación de indemnización por el precio del billete por causa de retraso, cuando el retraso se deba a un supuesto de fuerza mayor", por lo que como mínimo la ferroviaria debe indemnizar a los afectados con lo exigido por la norma europea.

¿A quién reclamar?

Los usuarios afectados por retrasos o cancelaciones en sus viajes de tren debido a la huelga deben presentar una reclamación ante la empresa de transporte, en este caso Renfe.

Si la reclamación no es escuchada, dirígite a la Junta Arbitral del Transporte Terrestre de tu Comunidad. A este organismo dependiente del Ministerio de Fomento se puede acudir sin necesidad de un abogado.

En cualquier caso, se aconseja a los viajeros conservar copia de los de los tiques o facturas de los gastos que tengan por culpa del retraso o cancelación.