Obras de reparación del desprendimiento en la A-67
Obras de reparación del desprendimiento en la A-67 EUROPA PRESS

Así, por cuarto día consecutivo, este suceso ocurrido en la A-67, a la altura de Barreda (Torrelavega), ha vuelto a afectar a la autovía y a la carretera nacional N-611, que se ha establecido como alternativa al tráfico.

Concretamente, en la A-67 las retenciones se están dando entre los kilómetros 187, a la altura de Requejada, hasta el 188,5, en Mogro (Miengo), en sentido a Palencia.

En la N-611, hay atascos entre el kilómetro 187 en Barreda al 189, a la altura de Polanco, también en sentido Palencia, según la información actualizada de la Dirección General de Tráfico (DGT), consultada por Europa Press.

Además, este viernes coincide que se inicia la operación salida de la segunda quincena de julio, que se da en fin de semana. Sin embargo, la Guardia Civil de Tráfico ha informado a esta agencia que a estas horas no se registran retenciones significativas en otros puntos de las autovías y carreteras cántabras al margen de los que se están produciendo por el hundimiento del carril derecho de la A-67 en Barreda.

Han explicado que esta tarde ha habido algunos atascos en la Autovía del Cantábrico (A-8) pero ya están disueltos.

Desde el pasado miércoles, la congestión de tráfico no se produce a primera hora sino a media mañana, lo que también ha sucedido este viernes, cuando a las 11.00 horas ya había condiciones difíciles para circular por las citadas vías.

Con datos de la Dirección General de Tráfico actualizados a las 11.07 horas, hay retenciones de tráfico de un kilómetro en la A-67, en Polanco, entre el punto kilométrico 187, en Requejada, al 188, en Mogro, dirección Palencia.

El desvío alternativo a la autovía, la carretera N-611, en Barreda, también registra retenciones de dos kilómetros desde las 11.06 horas desde el punto 187, en Barreda, hasta el 189, en Polanco, en sentido Palencia.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.