Las bases de Podemos pueden pronunciarse entre este viernes y el jueves de la semana que viene sobre las negociaciones entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez para la investidura en una consulta en la que se les ha formulado una pregunta con dos posibles respuestas: si quieren un gobierno de coalición, la opción que defiende la dirección del partido, o un "gobierno diseñado por el PSOE", en referencia a los vetos que impone Moncloa en el eventual nombramiento de ministros. Esta última opción introduce la posibilidad de una abstención si Sánchez insiste en vetar en su Gobierno a la cúpula de Podemos.

La pregunta que Podemos ha trasladado este viernes a sus 517.553 personas inscritas es "¿Cómo deben votar los diputados de Podemos en la sesión de investidura de la décimo tercera legislatura?". Los inscritos podrán pronunciarse por dos opciones. La primera respuesta posible es "para hacer presidente a Pedro Sánchez es necesario llegar a un acuerdo integral de Gobierno de coalición (programático y de equipos), sin vetos, donde las fuerzas de la coalición tengan una representación razonablemente proporcional a sus votos".

La segunda respuesta posible es "para hacer presidente a Pedro Sánchez (ya sea mediante el voto a favor o la abstención) basta con la propuesta del PSOE: un Gobierno diseñado únicamente por el PSOE, colaboración en niveles administrativos subordinados al Gobierno y acuerdo programático".

La portavoz de Podemos, Noelia Vera, ha dado a conocer las preguntas de la consulta horas después de que ayer trascendiera que Sánchez se abre a que haya ministros de Unidas Podemos en su Gobierno, siempre que no formen parte del núcleo duro y que tengan un perfil más técnico. En concreto, el presidente en funciones descartaría al propio Iglesias, a la número dos del partido, Irene Montero, y al exsecretario general Pablo Echenique.

Lejos de considerarla una propuesta formal, Vera la ha calificado de "rumor", hasta el punto de que no se ha tenido en cuenta de manera explícita a la hora de formular las dos posibles respuestas de la consulta, aunque queda implícita en la segunda opción, la que hace mención a un Ejecutivo "diseñado" por el PSOE. Sánchez no se la mencionó a Iglesias en la conversación telefónica que tuvieron ayer y el partido morado solo preguntará a sus bases por las "opciones reales" que se han puesto "sobre una mesa", es decir, sobre si hay que apoyar un Gobierno de coalición o uno de cooperación.

Fiel a la postura que ha mantenido Iglesias hasta ahora, Vera ha dejado claro que la opción de la consulta que defiende la dirección de Podemos es la primera, la de un acuerdo "integral de coalición" que negocie al mismo tiempo un programa y los equipos y en el que no haya vetos.

Abstención

Junto a ella, los inscritos pueden optar por "un gobierno diseñado únicamente por el PSOE", según la redacción de la pregunta que, como novedad, introduce la posibilidad de una abstención, que sería clave si al final Sánchez no accede a dar entrada a Iglesias en el Gobierno yo consigue contar también con la abstención de PP o Ciudadanos, que sigue buscando.

Tal y como está redactada la respuesta que se ha trasladado a los inscritos, la decisión de votar sí o abstención quedaría abierta en el caso de que ganara esta segunda opción, porque la militancia no puede elegir entre estas dos opciones.