Francisco Páez (Domino's Pizza)
Francisco Páez, director general de Domino's Pizza. JORGE PARÍS

Dominos’s Pizza celebra su 10º aniversario en España. Acaban de inaugurar su tienda número 300, en concreto en Madrid. ¿Prevén continuar creciendo en los próximos años? ¿En qué regiones?

Efectivamente cumplimos 10 años. Nos hemos convertido en el segundo operador del mercado español y prevemos seguir creciendo al mismo ritmo que lo hemos hecho estos años. Hemos crecido a un promedio de casi 40 restaurantes los últimos años. ¿En qué zonas? Hemos cubierto todas las provincias en España y empezamos a abrir en municipios medianos, cabeceras de comarca. Somos conscientes de que tenemos un montón de aperturas por delante.

¿Son restaurantes propios o franquicias?

Hasta ahora hemos crecido con un modelo de corporación propia, de apostar por tiendas de Domino’s Pizza, pero en el futuro muchas de esos futuros restaurantes tendrán que venir de la mano de franquiciados, de nuevos emprendedores que conozcan muy bien su ciudad, su pueblo. Eso hará que nuestro sistema de franquicias crezca y se convierta en una de las claves del futuro crecimiento. Actualmente de las 300 tiendas que tenemos en España, 260 son propias y 40 son franquiciadas. Hasta ahora queríamos asegurar que nuestro modelo se asentaba en España y a partir de ahora queremos acelerar el modelo de crecimiento mediante franquiciados.

¿Cuánto trabajadores tienen en la actualidad en España?

Tenemos 8.500 trabajadores en total, de ellos 7.500 son colaboradores propios y mil de franquiciados.

¿Cree que hay cuota de mercado suficiente para seguir creciendo?

Estamos convencidísimos de que podemos seguir creciendo en España. El sector de la pizza mantiene una evolución positiva a pesar de que hay mucha competencia. Están apareciendo nuevas marcas internacionales que están viendo una oportunidad en el mercado. Los agregadores (plataformas de pedido a domicilio) están impulsando el delivery (encargo de comida a domicilio). También influye el cambio en las tendencias de consumo en nuestro país. El ocio en casa está creciendo y eso arrastra al food delivery. Y también las nuevas tecnologías. Las cadenas están ganando cuota de mercado al retail (restaurantes tradicionales) por el incremento del ocio en casa.

¿Cuál es la pizza que más solicita el cliente español, en qué día y en qué franja horaria?

En España, a diferencia de otros países, se concentra muchísimo el pico de venta. En otros países la venta se reparte durante todo el día. En nuestro país todos queremos comer y cenar a la misma hora. El viernes a las nueve de la noche es el pico máximo de ventas, aunque el sábado se producen más ventas totales durante todo el día, sumando las peticiones de la hora de comer y de cenar. Y la pizza que más se vende es la barbacoa, la combinación de ingredientes cárnicos con la salsa barbacoa.

¿Prevén innovar con alguna nueva pizza a corto plazo?

Nos consideramos expertos en la innovación, sobre todo en masa. Llevamos varios años con una masa muy fina. Tenemos también una masa rellena de queso, otra con aceitunas en el interior… Tenemos la pizza seis quesos. Este año hemos lanzado la Roll Extra una especialidad con una masa de cinco quesos. El año pasado lanzamos American Legends, una familia de pizzas con diferentes salsas, basadas en la salsa barbacoa. Y en lo que queda de año habrá otro lanzamiento que todavía no podemos anunciar, es una sorpresa.

¿Cuánto tiempo tardan de media en enviar las pizzas a domicilio?

En este momento estamos tardando 23 minutos de media. Tenemos el mejor tiempo del mercado, pero no nos conformamos. De hecho, estamos reduciendo tiempos. Tenemos un modelo de negocio interior, dentro de tienda, que está muy robusto. Cada una de nuestras tiendas tiene zonas de reparto limitadas. No hay más de 8 minutos desde nuestra tienda hasta el punto más lejano en el que repartimos.

Eso es lo que permite que tengamos el mejor servicio de reparto. No somos tan rápidos con la moto o el coche porque la prioridad es la seguridad vial. Un 90% de los pedidos los entregamos con un solo envío, un repartidor hace un único servicio. Y eso permite además que el producto llegue en óptimas condiciones porque no espera en la moto a un segundo envío. Por último, en la medida en que abrimos más tiendas, más restaurantes, también podemos ir reduciendo el tiempo de entrega.

¿Cómo están afectando las nuevas tecnologías a su negocio?

La principal es la manera de comunicarnos con nuestros clientes y la manera en la que los clientes nos solicitan el producto. Hace unos años era solo por teléfono. Ahora, el 60% de lo que vendemos en delivery es vía online, hay otros países que alcanzan el 80%. Después estamos trabajando con Alexa, plataforma de voz, APP, Pizza Tracker, el cliente puede ver dónde está el producto en cada momento. Tenemos motos y bicicletas eléctricas. Un horno que produce en alta capacidad y que reduce el consumo de energía y del aire acondicionado. Esto ya es una realidad en España.

¿Y qué innovaciones están por llegar?

Pues lo mejor está por llegar. Somos un referente a nivel mundial en entrega de pizzas con coches autónomos en Alemania y EE.UU, donde ya se han hecho pruebas con éxito. También de entrega de pizzas con drones, se han hecho tests en Australia. Es una locura, todo esto va a ser una realidad. En Australia también se está incorporando una tecnología, a la salida del horno, que reconoce cómo tienen que ser las pizzas, todas las diferentes pizzas, y detecta si tienen las condiciones idóneas. Si no es así, se desecha. También existe una plataforma digital que permite avanzarse al pedido del cliente, en función de lo que suele pedir habitualmente.

¿Apuestan por productos de calidad y cada vez más saludables?

Es uno de nuestros pilares cuando llegamos a España hace diez años. Cuando retamos el statuo quo del sector, que estaba muy acomodado. Lo que hicimos fue irrumpir con productos de calidad, frescos, naturales, queso mozzarella cien por cien mozzarella, no como otros. También hemos incorporado una masa para celiacos para llegar a todos los segmentos de la sociedad. En otros países, en mercados más maduros, trabajamos con ensaladas frescas, sándwiches vegetales… pero en España estamos enfocados de momento a las pizzas.