El alcalde del municipio, Josele González, se ha reunido en la mañana de este jueves de nuevo con la empresa prestadora del servicio y los trabajadores para intentar dar una solución definitiva al conflicto generado relativo a la prestación del servicio de recogida de residuos sólidos en el municipio.

Un encuentro que llega tras varios días de negociaciones y a pocas horas del fin de la prórroga lograda por el actual gobierno y tras el cuál se ha logrado un acuerdo para desconvocar definitivamente la huelga.

González ha afirmado que "estamos contentos, especialmente, porque nuestros vecinos no tendrán que volver a sufrir los efectos de esta huelga que dejaba casi 300 toneladas de residuos en nuestras calles en uno de los meses más calurosos del año, algo que desde la administración local no podíamos permitir".

Un acuerdo, ha recordado, que llega además tras el compromiso adquirido en la mañana de este jueves por González para "proceder al estudio exhaustivo del contrato de recogida de residuos sólidos urbanos y acordar las medidas más adecuadas para que el mismo satisfaga el interés de los ciudadanos de Mijas".

En este caso, desde la Administración local han explicado que este estudio podría incluir, en su caso, y de conformidad con la normativa vigente, una posible rescisión del contrato "con la pretensión de adoptar una solución definitiva para la prestación del servicio, de modo que este tipo de situaciones no vuelvan a producirse".

Asimismo, y según informan, se van a trasladar las oportunas directrices a los servicios municipales para que verifiquen el nivel de cumplimiento del contrato así como la satisfacción del interés público.

"Desde la Administración debemos garantizar que la prestación de servicios como la recogida de residuos y de limpieza viaria se presten adecuadamente en beneficio de toda la población mijeña y de los miles de turistas que nos visitan cada año, especialmente en los meses de verano en los que se suceden las altas temperaturas", ha afirmado el regidor.

Este pasado miércoles el alcalde de Mijas anunció que entre las posibles soluciones, si la huelga se hubiese retomado, se encontraba la declaración de Emergencia Sanitaria que hubiese obligado a la empresa prestadora del servicio a afrontar el gasto para contratar a una empresa externa para cumplir con el servicio de recogida, "un extremo que no ha sido necesario tomar, pero que no descartábamos dada la extrema gravedad de una huelga que duró casi una semana y que amenazaba con retomarse esta misma noche".

Por último, desde el Ayuntamiento han agregado que "seguirán trabajando para mejorar la prestación del servicio y estudiar todas las vías posibles para la introducción de mejoras sociales y laborales que eviten que este tipo de situaciones vuelvan a producirse", así como agradecen "tanto a trabajadores como a empresa su predisposición para poder acercar posturas y evitar que nuestras calles registren de nuevo la estampa de semanas pasadas".

Consulta aquí más noticias de Málaga.