Hospital Militar Vigil de Quiñones de Sevilla
Fachada del antiguo Hospital Militar Vigil de Quiñones, en Sevilla. EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

Comienza a verse la luz al final de un largo túnel para el antiguo Hospital Militar Vigil de Quiñones, cerrado desde hace 15 años. Al menos en lo que a intenciones se refiere ya que, de momento, no hay fecha concreta para su reapertura.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha anuunciado este jueves que su departamento está estudiando habilitar un total de 140 camas, de las que 100 se destinarían a salud mental y a una comunidad terapéutica y las otras 40, a pacientes crónicos y pluripatológicos, para descongestionar los hospitales de agudos, propuesta esta última que se presentará "a finales de agosto".

Según ha explicado Aguirre, reabrir el Hospital Militar "es una actuación prioritaria". Tanto que ya en 2015, el ahora presidente de la Junta, el popular Juanma Moreno, prometía en campaña electoral la puesta en valor de este hospital si llegaba a San Telmo.

Sobre la mesa del Servicio Andaluz de Salud (SAS) había ahora dos opciones. La primera, explicó el consejero en comisión parlamentaria, convertirlo en un hospital de agudos, y la segunda –que es por la que finalmente se han decantado– hacer un centro "de media y larga estancia". Esta segunda alternativa permitirá a la Junta "no tener que esperar a la finalización en su conjunto, sino hacerlo por fases", lo cual "económicamente podría ser más factible" para la Administración.

En cualquier caso, el consejero aclaró que no harán "ningún tipo de infraestructura sin el visto bueno de los profesionales", razón por la que se mantendrán en contacto con el grupo de trabajo de la delegación provincial de Salud, que será quien tenga la última palabra.

"Lo ocurrido con el Hospital Militar es un despropósito", afirmó Aguirre, "con un edificio que se va deteriorando y que, además, se ha ido vaciando". Y es que este centro sanitario lleva cerrado la friolera de 15 años, desde que en 2004 el Estado se lo cediera a la Junta de Andalucía, entonces presidida por el socialista Manuel Chaves. Era un edificio de más de 83.000 metros cuadrados, 12 plantas, 240 habitaciones individuales, capacidad para 750 camas, 29 especialidades médicas y cinco quirófanos.

En el año 2006 comenzaron unas obras presupuestadas en más de 50 millones de euros que, sin embargo, se paralizaron en 2011. Desde entonces, se ha ido desmantelando poco a poco para reponer piezas necesarias en otros centros, mientras en el resto de hospitales de la ciudad se han ido acumulando las listas de espera sanitarias.

Listas de espera para consultas

Precisamente sobre esto último habló también el consejero, que aseguró que las solicitudes pendientes para consulta con el especialista se han reducido en Andalucía en cuatro meses en 58.249 personas, es decir, un 7,8%. Así, de los 749.039 pacientes que había en lista de espera a 6 de marzo de este año se han pasado a los 690.790 a 4 de julio. Entre ellos, destaca el descenso de un 7,1% (20.901 pacientes) de personas que acumulaban demoras superiores a los 60 días –plazo máximo que estipula la ley para primeras consultas con el especialista–. Igualmente, el tiempo medio de espera se sitúa ahora en los 127,5 días, por los 156,7 de hace cuatro meses, lo que supone 29 días menos.

Todos estos pacientes que esperan a que les vea un especialista son derivados tanto de Atención Primaria como de Atención Hospitalaria, en el caso de que un especialista determinado derive al usuario a otro compañero porque así lo requiera su patología. Estas últimas son las que más han descendido (54.015 solicitudes menos), mientras que las de los centros de salud han caído en 4.234 casos.

En Sevilla concretamente, y según los datos ofrecidos por el consejero del ramo, de los 157.325 pacientes que había esperando en marzo se ha pasado a los 137.243 de julio, lo que supone una disminución de 20.082 personas, es decir, un 12,8%. En el caso de los pacientes con demoras de más de dos meses, la reducción se ha situado en los 4.608 usuarios, un 8,9%.

Por su parte, el PSOE-A ha afeado a Aguirre "su falta de transparencia" porque "siguen sin actualizar en la web los datos de las listas de espera desde diciembre de 2008". Los socialistas, además, aseguraron que el "discurso" del consejero "no es lógico ni coherente" con lo que ocurre en los centros sanitarios.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.