Este conductor fue interceptado este pasado miércoles en la Avenida de los Huetos por una patrulla de la Policía Local, que le dio el alto, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

El hombre, de 41 años, arrojó un resultado negativo en las pruebas de alcoholemia a las que fue sometido, pero dio positivo en el test de detección de tóxicos a cannabis y cocaína.

A falta de los resultados definitivos del laboratorio, la Policía Local instruyó diligencias ante el Juzgado de Guardia por un presunto delito contra la seguridad vial.

Consulta aquí más noticias de Álava.