Concentración de apoyo a los investigados por la denuncia de HazteOír.
Concentración de apoyo a los investigados por la denuncia de HazteOír. EUROPA PRESS

Las tres personas figuran como investigadas a raíz de la denuncia de HazteOír, después de que el pasado 5 de marzo el autobús de la organización intentara circular por València. La entidad les acusa de forma genérica de los delitos de daños, coacciones y odio, según sus representantes legales.

El vehículo de la organización utilizaba la imagen de Hitler y el mensaje '#StopFeminazis' para cuestionar la violencia de género y fue retenido por la Policía Local porque los laminados publicitarios incumplían las especificaciones de instalación en referencia a las condiciones técnicas. El vehículo dejó la ciudad tras haber sido obligado su conductor a retirar los vinilos.

Según se informó en ese momento, mientras el vehículo estaba retenido por los agentes, un grupo de unas diez personas acudió a increpar a los miembros de HazteOír, a quienes lanzaron naranjas, por los lemas del autobús, que pintaron con sprays y arrancaron parte de los vinilos.

Uno de los investigados ha lamentado que es "muy triste e indignante que estemos aquí solo por protestar contra el odio" y ha calificado de "vergüenza" tener que declarar. "Los que deberían estar sentados declarando como acusados deberían ser aquellas personas que humillan la dignidad de las personas LGTB y de las mujeres, especialmente de las víctimas de violencia machista", ha sostenido.

Las abogadas de los investigados, Maria Josep Martínez y Mercé Teodoro, han explicado en declaraciones a los medios de comunicación que en la acusación de HazteOír "se denuncia un poco de todo". "Se denuncia a nivel genérico daños, coacciones o delito de odio", ha comentado Martínez.

Por ello, Teodoro ha señalado que los autodenominados "activistas feministas" se han acogido a su derecho a no declarar porque esperan que los denunciantes "prueben la existencia de un delito". "Mientras no se pruebe un delito, todo el mundo es inocente", ha destacado.

Respecto a la denuncia, Martínez ha detallado que en ella "se hace referencia a todo, a la interceptación del autobús por parte de la Policía Local, algunas cuestiones respecto a Joan Ribó -alcalde de la ciudad- y a ellos tres". "No sabemos si es la misma denuncia para todos. En principio es general, no sabemos si hay más procedimientos o no", ha apuntado la letrada.

Asimismo, ha denunciado que sus defendidos "están encausados por participar en una protesta que era legítima" y ha subrayado que "la intencionalidad de HazteOír es claramente política". Además, ha añadido que el procedimiento está en un momento "muy inicial".

"PLENA CONFIANZA" EN QUE NO PROSPERE

En este contexto, Teodoro ha resaltado que confían en que la acusación no prospere y tienen "plena confianza". "El motivo del autobús y de la denuncia es hacer propaganda de una determinada ideología y ahora victimizarse para lo mismo. No creemos que sea denuncia legítima ni que sean constitutivos de delitos", ha sostenido.

"Pretenden hacerse pasar por víctimas cuando son victimarios. No se puede comparar la lucha feminista y contra la violencia machista con el nazismo, es una falta de respeto. Nuestros clientes han reivindicado la libertad de derechos e igualdad para todos, independientemente del sexo o de la adscripción a un género determinado", ha subrayado.

Asimismo, la abogada ha criticado que la protesta de los manifestantes contra el autobús "fue bastante baja de participación, una cosa puntual y anecdótica".

Ante la citación a declarar de estos tres "activistas feministas y LGTB", miembros de los colectivos Alerta Solidària, Assemblea Feminista de València, col·lectiu LAMBDA i València Sense Mordassa se han concentrado frente a la Ciudad de la Justicia, donde han mostrado la pancarta: "Denunciar el seu odi no és cap delicte. Davant el seu odi, la nostra solidaritat" -"Denunciar su odio no es ningún delito. Frente a su odio, nuestra solidaridad"-.

HAZTEOÍR: "QUE NO SE DEJE IMPUNE A LOS VIOLENTOS"

Por su parte, una portavoz de HazteOír ha señalado en un comunicado que confía en que la Justicia "no deje impune a los violentos y radicales que no soportaron que HazteOír discrepara de la actual ley de violencia de género que discrimina al varón por el sólo hecho de serlo y no resuelve la violencia contra la mujer".

"Los violentos y radicales no nos van a silenciar ni los políticos van a lograr coartar nuestra libertad de expresión. Responsabilizamos al alcalde de València, Joan Ribó, por alentar a la violencia que después otros ejercieron", ha sostenido.

Al mismo tiempo, ha apuntado que continuarán "denunciando públicamente las leyes ideológicas de la izquierda que vulneran derechos fundamentales, discriminan a muchos ciudadanos y adoctrinan a los niños en las aulas con los dogmas del feminismo radical".

Consulta aquí más noticias de Valencia.