Reina Isabel II
La reina Isabel II en su llegada a la capilla de San Jorge, dentro del Castillo de Windsor. EFE

Un hombre, de 22 años, escaló por la parte delantera del edificio del palacio de Buckingham (Reino Unido) durante la madrugada del 10 de julio, según informa The Sun. La policía tardó alrededor de cuatro minutos en apresarle, algo que ha causado pánico en el palacio por la brecha de seguridad.

La reina Isabel II estaba durmiendo en su habitación en el momento del incidente. "Estaba decidido a entrar al palacio y golpeó las puertas, pero, gracias a Dios, todo estaba cerrado", explica una fuente de la casa real. Según los informes, el intruso iba desarmado.

Cuando la bandera ondea significa que la monarca se encuentra en el palacio lo cual sirvió para alertar al hombre.

Por desgracia no es la primera vez que una persona burla las medidas de seguridad del recinto. El más famoso ocurrió el 9 de julio de 1982 cuando un obrero desempleado Michael Fagan escaló y entró al dormitorio de Isabel II.

Cuando el esquizofrénico de 31 años comenzó a contarle a la reina los problemas de su familia, ella presionó el botón de pánico que está situado junto a su cama, pero no obtuvo respuesta. Luego, Isabel II telefoneó a la centralita, pero la operadora pensó que era otro miembro del personal bromeando y contestó: "Sí, querida, eres la reina, ¡enviaremos a alguien!".

En ese momento, Fagan rompió un gran cenicero de vidrio y amenazó con cortarle las muñecas mientras se sentaba en el extremo de la cama de la reina. Fue el asistente de la reina, Paul Whybrew, quien acudió en su ayuda.