Manuel Saravia observa una de las últimas obras del aparcamiento de la Plaza Mayor.
Manuel Saravia observa una de las últimas obras del aparcamiento de la Plaza Mayor. EUROPA PRESS

El edil de Valladolid Toma la Palabra se ha reunido este jueves con representantes de la empresa constructora que se encarga de las obras y de la concesionaria y también ha visitado el subterráneo, donde ha explicado que ya está todo concluido.

La previsión, según Manuel Saravia, es que entre este jueves, el viernes y el próximo lunes se finalicen las últimas obras en el ascensor y en la escalera peatonal situada frente a la acera de San Francisco, y que el próximo martes o miércoles se formalice el acta de recepción, por lo que ya finalizará la labor de la empresa constructora.

A partir de ahí, ha explicado el concejal, se le comunicará a la empresa concesionaria que el aparcamiento está a su disposición para retomar la concesión que estaba en marcha y que se paralizó a mediados de octubre, cuando se cerró el parking. Tendrá unos días para revisar las instalaciones y comunicará la apertura, que según estima Manuel Saravia podría ser en torno al día de Santiago, el 25 de julio.

El edil ha añadido que en el interior de los sótanos ya está "toda la señalización nueva pintada" y ha recalcado que considera que las rampas de acceso, por la calle Manzana, y salida, por la calle Molinos, han quedado "muy bien".

La obra, como ha recordado Manuel Saravia, tenía la finalización prevista, de acuerdo con el plazo señalado en el contrato, en la segunda quincena del pasado mes de marzo, por lo que acumula un retraso de "casi cuatro meses".

No obstante, ha recordado que se concedió una prórroga hasta el 30 de mayo que fue informada por los servicios municipales y que la empresa constructora alegó las razones que aseguran que conllevaron ese retraso, como que los informes geotécnicos no informaban de la "poca consolidación" del terreno en algunos puntos, o algún problema de hallazgos de tuberías o infraestructuras que no se habían localizado previamente.

PENDIENTE DE INFORMAR UNA SEGUNDA PRÓRROGA

En todo caso, ese segundo plazo del 30 de mayo tampoco se pudo cumplir, por lo que Saravia está pendiente de que la empresa presente las alegaciones para tratar de justificarlo. A partir de ello y de la finalización de las obras se valorará la posibilidad o no de sancionar y si se determina que la empresa es responsable del retraso "se sancionará sin ninguna duda".

En este segundo retraso, también ha influido en menor medida, como ha explicado Saravia, que algunas actuaciones como la nueva escalera o las pantallas de vídeo tuvieron que paralizarse durante varios días durante la celebración del Máster de Padel a mediados de junio.

INDEMNIZACIONES

Otro aspecto que se debe tratar a partir de la conclusión definitiva de las obras es el de las indemnizaciones que correspondan a los negocios o actividades que se han visto afectados por las obras. Así, sería el caso del bar La Sepia, situado en la calle Jesús, una zapatería en la esquina de esta calle con Molinos y la iglesia de Jesús Nazareno.

Se trata de situaciones diferentes, pues como ha explicado el concejal, el establecimiento hostelero reabrió sus puertas cuando se abrió la calle para las procesiones de Semana Santa, por lo que ha estado cerrado menos tiempo. La zapatería ha estado cerrada "mucho más tiempo", hasta hace pocos días y la Iglesia de Jesús ha presentado un escrito ya para reclamar indemnizaciones que debería pagar el Ayuntamiento.

En concreto, la Cofradía de Semana Santa reclama 6.000 euros de indemnización en concepto de los gastos que tuvieron que afrontar para trasladar la imagen del Nazareno hasta la iglesia de Santiago, donde tuvieron que hacer su Besapié previo a la Semana Santa debido a que la calle Jesús no estaba transitable.

Saravia ha recordado que existe una diferencia entre el lucro cesante o los perjuicios que haya causado la obra.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.