Elena Struthers-Gardner, la mujer de 60 años que murió por una pajita de metal.
Elena Struthers-Gardner, la mujer de 60 años que murió por una pajita de metal. FACEBOOK / Elena Struthers-Gardner

Elena Struthers-Gardner, una mujer inglesa de 60 años, murió en noviembre del año pasado después de cayera al suelo sobre una pajita de metal ecológico, que le perforó el ojo y le causó lesiones cerebrales.

Según el diario 'The Independent', la mujer, que había sido jinete de carreras, sufrió a los 21 años un accidente que le provocaba escoliosis y dolores de espalda, por lo que en ocasiones tenía caídas. Cuando murió, se encontraba en su casa bebiendo de un tarro de cristal con tapón de rosca, que sujetaba una pajita de metal ecológico con las que se quiere sustituir a las actuales de plástico.

Al caer, la pajita, de unos 25 cm de longitud, le alcanzó el cerebro a través del ojo izquierdo. Fue su esposa, Mandy, la que llamó a emergencias al encontrarla tendida en el suelo.

"No la escuché caer. Fui a la puerta de la cocina y pude ver a Lena tendida junto a la puerta. Estaba haciendo sonidos de gorgoteo inusuales. Su vaso de vidrio estaba en el suelo aún intacto, y la pajita aún estaba en el frasco. Noté que la pajita estaba fijada a la cabeza. Llamé al 999 y pedí una ambulancia. Mientras estaba hablando por teléfono, Lena pareció dejar de respirar. La señora del teléfono me pidió que le diera la vuelta. Deslicé el vaso hacia fuera y le di la vuelta. Pude ver que la pajita había entrado por el ojo izquierdo", explicó su esposa.

Ya en el hospital, los médicos comprobaron que la pajita había alcanzado el tronco encefálico, por lo que precisaba un soporte vital que le ayudara a respirar. A petición de la familia, al día siguiente del accidente este soporte le fue retirado.

Este accidente ha llevado al forense encargado del caso de advertir sobre el uso de este tipo de instrumentos, dado que por su robustez pueden causar lesiones. "Me parece que estas pajitas de metal no deben usarse con ningún tipo de tapa que las mantenga en su lugar. Parece que el principal problema aquí es que, si la tapa no hubiera estado en su lugar, la pajita se habría movido", señalaba.