Josema Yuste
Josema Yuste caracterizado como el jubilado Tomy del Olmo. LA SEXTA

La Sexta emite esta noche una nueva entrega de El jefe infiltrado muy especial: el conocido actor Josema Yuste tendrá que pasar desapercibido entre los empleados
de sus dos teatros de Valencia (el Olympia y el Talia).

Yuste se convertirá en Tomy del Olmo, un jubilado que se ha apuntado a un reality para cumplir su sueño: montar su propia compañía teatral.

Bajo esta identidad falsa, descubrirá lo que se esconde detrás del telón de esos dos históricos escenarios valencianos. Sin embargo, colarse entre sus trabajadores será la actuación más difícil de toda su carrera y supondrá todo un reto que no lo descubran. Una infiltración que estará a punto de fracasar cuando Santiago Urrialde reconoce a Yuste.

Durante la semana, trabajará con una jefa de sala que tiene el teatro en la sangre pero que, a veces, se deja llevar por el estrés. También, con un conserje que le ha dedicado toda su vida al teatro pero que todo lo deja para después.

Por si fuera poco, tendrá que asegurarse de que todo está correctamente limpio con una empleada que ahorra en bayetas y que le hará limpiar un retrete por primera vez.

Aunque vivirá momentos de máxima tensión, Yuste descubrirá con el cambio de papel que sus asalariados derrochan pasión por lo que hacen.