Ursula von der Leyen
Ursula von der Leyenen una imagen de archivo. EFE

La candidata a la presidencia de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que pedirá a cada país de la Unión Europea que nomine a dos candidatos, un hombre y una mujer, para ser su comisario europeo, ya que, si se confirma su cargo, quiere formar un Ejecutivo comunitario totalmente paritario.

Los países de la UE no están obligados a seguir esta petición y varios gobiernos, como los de Irlanda, Dinamarca y Estonia, han propuesto ya un único nombre.

Ya en 2014, el entonces recién elegido presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, tuvo que dar un toque de atención a los países porque apenas habían propuesto candidatas para ser comisarias europeas.

"Quiero una Comisión con la mitad de comisarios hombres y la mitad mujeres", expresó von der Leyen ante el grupo Renovar Europa, donde compareció esta mañana como parte de sus contactos con los grupos parlamentarios ante el voto de confirmación de su cargo de la semana que viene en el Parlamento Europeo.

Entre 2014 y 2019, la Comisión ha contado con nueve comisarias y 19 comisarios. Si se confirma la salida del Reino Unido de la UE, la paridad se lograría con 14 hombres y 13 mujeres, o 14 mujeres y 13 hombres.

Von der Leyen afirmó que la única decisión que ha tomado hasta el momento sobre su futura Comisión, en el caso de que asuma el cargo de presidenta, es que el socialdemócrata holandés Frans Timmermans será vicepresidente primero y que la liberal danesa Margrethe Vestager obtendrá "un cargo de relieve" con una cartera y un presupuesto "destacados".

Von der Leyen, además, se mostró a favor de abandonar acuerdos de libre comercio en los que los socios de la UE no cumplan con los valores y estándares europeos, tanto en cuanto a los productos como en cuanto a los "procesos", y prometió ser más estricta en la defensa del Estado de derecho que la actual Comisión.

Varios eurodiputados transmitieron a la candidata que no contará con su apoyo en el voto clave de la semana que viene, por lo que el grupo liberal no tendrá una posición unánime en cuanto a su confirmación.

La jefa del grupo socialdemócrata en la Eurocámara, Iratxe García, afirmó tras reunirse esa formación con la candidata a presidir la Comisión Europea, que esperan que aclare su posición sobre asuntos climáticos o sociales y la semana próxima decidirán si la apoyan.

"Hemos hecho unas demandas específicas, esperamos ahora para escuchar de vuelta las diferentes posiciones sobre estas demandas. Esperaremos estos días para saber cuál es la posición específica sobre otros asuntos", indicó García en una declaración a la prensa, tras más de dos horas de reunión de su grupo con la nominada.

"Tomaremos una decisión la semana próxima sobre la candidata a la presidencia de la Comisión", concluyó.