Foto de archivo de estudiantes efrentándose a la EBAU
Foto de archivo de estudiantes efrentándose a la EBAU. ULE - Archivo

La Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas (FESPM) ha emitido un comunicado este miércoles en el que asegura que el examen de la EBAU es "necesario", aunque el modelo es "cuestionable".

Entre las razones por las que critican el modelo del examen está "la confusión de objetivos", la descoordinación "entre autonomías" y "las incertidumbres, subjetividades, inercias y resistencias al cambio". El comunicado explica que los resultados del alumnado valenciano son inadmisibles: 4,5 puntos de media. "Los estudiantes han calificado el examen de difícil, cuando desde la FESPM se considera que cualquier pupilo de su nivel debería ser capaz de resolverlo si de verdad le han enseñado la materia con criterio, con razonamiento y sin ser adiestrado con exámenes de otros años", afirman desde la FESPM.

La Federación considera que la rpueba de acceso viene condicionada por el modelo de enseñanza en bachillerato. "Esto produce un efecto no deseable, un círculo vicioso, que se traduce en inercias y resistencias al cambio hacia un modelo más centrado en las competencias que en los procedimientos", asegura.

"Para romper el círculo vicioso es necesario avanzar hacia unas pruebas que sirvan realmente para alcanzar los objetivos de pensamiento crítico, razonamiento y madurez que se requiere para el acceso a los distintos grados universitarios", afirman los profesores en el comunicado, lo que significaría que los cambios en el tipo de prueba y en el modelo de enseñanza "deben ir de la mano".

"De esta forma, si se cambia el modelo educativo, se espera que se prime la formación matemática, significativa y competencial de los estudiantes, frente a la formación instrumental, reglas sin razones y procedimientos sin razonamientos", conluye el documento.

Razonamiento antes que memorización

El comunicado de la FESPM también incide en la importancia de enseñar a razonar mostrando caminos y enseñando teorías aplicables a esos problemas, en lugar de centrarse en preparar y adiestrar para un examen.

"La prueba debe ser lo más homogénea posible, evitando, en un contexto de distrito único como es el actual, diferencias discriminatorias en niveles de exigencias y demandas" dice la Federación.