Los portavoces de PP, Ciudadanos y Vox en Madrid, Ayuso, Aguado y Monastero, se reúnen en la Asamblea.
Los portavoces de PP, Ciudadanos y Vox en Madrid, Ayuso, Aguado y Monastero, se reúnen en la Asamblea. EFE / Chema Moya

La candidata del PP a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha propuesto este miércoles una mesa a tres con Ciudadanos y Vox que se reúna a partir de este jueves para tratar de forjar un acuerdo que permita desbloquear su investidura.

En declaraciones a los medios a su llegada a la Asamblea de Madrid, donde hoy se celebra el pleno de investidura que no tendrá candidato, Díaz Ayuso ha celebrado el primer encuentro que mantuvo ayer con los líderes regionales de Ciudadanos y Vox en Madrid, Ignacio Aguado y Rocío Monasterio, que concluyó sin un pacto entre las tres formaciones.

"De nada sirve hacer gestos de última hora o a escondidas", ha sostenido Díaz Ayuso, que ha apostado por fijar un calendario de trabajo "concreto" con Ciudadanos y Vox para comenzar a trabajar y poder fijar cuáles son sus "puntos de unión".

"No hay nada más que negociar"

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha rechazado la propuesta porque entiende que "no hay nada más que negociar". "No va a haber más reuniones a tres porque no hay nada más que negociar", ha lanzado duramente, preguntado por la propuesta que va a plantear en su discurso Ayuso durante el pleno de investidura sin candidato.

Aguado ha explicado que ese encuentro a tres ya tuvo lugar ayer y que la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, ni se molestó en ver cuál era el acuerdo de 155 puntos alcanzado entre PP y Ciudadanos. Quería una reunión y una foto "y la tuvo", ha espetado.

El portavoz de Ciudadanos ha recordado que la reunión a tres de ayer "tenía como fin explicar a Vox el acuerdo cerrado entre PP y Cs" y Monasterio "no quiso" que se lo explicaran "ni entrar al detalle" pero "no tiene sentido tener más reuniones". "No va a haber más mesas ni reuniones a tres, hay un acuerdo cerrado y Vox si rectifica tendrá que comunicárselo al presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, y si no, lamentándolo mucho tendremos que ir a segundas elecciones", ha insistido.

Preguntado por si entonces es una respuesta cerrada a la propuesta de mesa a tres de Ayuso, ha reiterado que "no hay nada que negociar" porque está "todo negociado" con el PP, con el que llevan cuatro semanas hablando de las medidas que han recogido en su acuerdo de gobierno de coalición.

Entiende, por ello, "que no hay una sola razón para bloquear este acuerdo más que fines partidistas o electoralistas". "Hemos hecho lo que teníamos que hacer para poner en marcha el gobierno y no hay nada más que negociar. En Vox tendrán que decidir qué hacer, si siguen bloqueando o permiten que arranque la legislatura", ha añadido.