Michael Paul Adams, el asesino de un joven latino de 17 años que escuchaba rap.
Michael Paul Adams, el asesino de un joven latino de 17 años que escuchaba rap. Policía de Peoria

No habían pasado ni 48 horas desde que Michel Adams, de 27 años, había abandonado la cárcel cuando acabó con la vida de Elijah Al-Amin, un joven latino de 17 años que compraba de madrugada en un establecimiento del Estado de Arizona, en EE.UU.

Fue el pasado 4 de julio cuando, después de volver de trabajar y salir un rato con su novia, el adolescente paró su coche, donde iba escuchando música rap, para comprar algo de comer antes de llegar a casa. Al salir de la tienda, Adams le apuñaló por la espalda y le hizo un corte en el cuello.

Rápidamente la Policía y los servicios médicos acudieron al lugar de los hechos para atender a Al-Amin, pero murió poco más tarde por las heridas sufridas por el agresor. Éste fue detenido horas más tarde a pocas manzanas, con la ropa y las manos ensangrentadas y con la navaja con la que había agredido al adolescente.

Según los informes de la Policía, el detenido había señalado que la música rap le hacía sentir inseguro porque en el pasado había sido atacado por personas que escuchan este tipo de música. "Adams dijo que las personas que escuchan música rap son una amenaza para él y para la comunidad".

La abogada del asesino aseguró que su cliente sufría una enfermedad mental que había empeorado durante su estancia en prisión debido a la falta de tratamiento. Adams ha vuelto a ingresar en prisión con una fianza de un millón de dólares acusado de asesinato premeditado en primer grado.