La agrupada manada de Jandilla deja cuatro heridos leves en el cuarto encierro de Sanfermines 2019

Los toros de la ganadería de Jandilla enfilan la calle de la Estafeta durante el cuarto encierro de los Sanfermines 2019.
Los toros de la ganadería de Jandilla enfilan la calle de la Estafeta durante el cuarto encierro de los Sanfermines 2019.
EFE

Los feroces toros de la ganadería de Jandilla, de Badajoz, han protagonizado este miércoles el cuarto encierro de las fiestas de Sanfermines de 2019, que se ha sido limpio y rápido, con cuatro heridos pero ninguno por asta de toro.

Al contrario que en ocasiones anteriores, estos toros no han causado ninguna cornada ni puntazo en una carrera que ha durado 2 minutos y 19 segundos, pero que podría haber terminado unos diez segundos antes si el último astado no se hubiera girado y tropezado a su paso por el coso.

Según el parte médico, hya cuatro heridos pero ninguno por asta de toro. Se han registrado tres solicitudes de traslado a centros sanitarios por contusiones y hay un cuarto herido que ha perdido la consciencia y ha sido estabilizado en el puesto de enfermería de la plaza de toros de Pamplona.

Durante el cuarto encierro se ha repetido una escena que se está convirtiendo en la tónica general de este año. La manada se mantiene agrupada durante toda la carrera y va liderada por los cabestros, lo cual complica las carreras con los mozos, que solo pueden situarse en los laterales.

Estos sanguinarios toros son los últimos que cornearon de forma mortal a un corredor, en 2009, cuando perdió la vida el joven de 27 años Daniel Jimeno, natural de Alcalá de Henares.

También se recuerdan los de Jandilla por ser la primera ganadería que corneó a ocho mozos en un mismo encierro en el año 2004. Estas cifras convierten a estos toros en los más sanguinarios después de los Cebada Gago.

Cuatro veces premiada en la Feria del Toro de Pamplona y con otros tres premios 'Carriquiri', para este año el ganadero envió siete toros negros y un castaño, de los que finalmente se eligen seis, de entre 515 y 590 kilos de peso, que por la tarde se lidian por Diego Urdiales, Sebastián Castella y Andrés Roca Rey.

En el encierro de este martes, el tercero, dos hombres resultaron heridos. A los que que se suman los tres corneados del primer encierro y un puntazo en el segundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento