Facebook
El logo de la red social Facebook, en la feria de nuevas empresas e innovación tecnológica VivaTech, en París (Francia). Julien de Rosa / EFE

La demanda que presentó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) contra Facebook por no informar ni solicitar autorización a sus usuarios para utilizar sus datos ha sido admitida a trámite, ha informado esta organización en un comunicado, en el que se felicita por "este paso en la defensa de los derechos".

Según la OCU, el juzgado de lo mercantil número 5 de Madrid ha admitido esta demanda, presentada el pasado mes de octubre, y por la que se pide una indemnización de 200 euros para cada uno de los usuarios de la red social en España.

Esta fue una de las acciones llevadas a cabo a raíz del escándalo de Cambridge Analytica (consultora que cerró tras ser acusada de acceder a información de 87 millones de usuarios con fines políticos) por las organizaciones del grupo Euroconsumers de España (OCU), Portugal (Deco-Proteste), Italia (Altroconsumo) y Bélgica (Test-Achats) en nombre de los más de un millón y medio de consumidores que representan.

Modelo de negocio

No obstante, la demanda no hace referencia a ninguno de estos escándalos, sino al modelo de negocio de la compañía, basado en la recopilación, utilización y monetización de los datos de los usuarios.

A juicio de la OCU, la red social no solicita la autorización expresa ni informa a los usuarios sobre la utilización de sus datos, haciendo un uso abusivo de sus condiciones de contratación.

"La admisión de la demanda supone un paso más en la defensa de los derechos de los usuarios de Facebook", asegura la organización de consumidores en el comunicado, en el que recuerdan que los avances de la demanda se pueden seguir en www.misdatossonmios.org.