Amparanoia: "Cuando veo todos mis discos juntos se me cae la baba"

  • "Lo que siento es dejar algo a lo que he dedicado mucho tiempo".
  • "México y Argentina son lugares donde me gustaría despedirme".
  • "Si tienes claro lo que quieres hacer, terminas haciéndolo".
Amparo Sánchez, cantante y líder de Amparanoia.
Amparo Sánchez, cantante y líder de Amparanoia.
ARCHIVO
No es un adiós, sino un hasta luego lo que la cantante Amparo Sánchez, alma máter de
Amparanoia, da a sus seguidores. Hoy comienza en Madrid
Bye, bye tour, la gira de despedida de este grupo con el que lleva
más de diez años en lo más alto. Un disco,
Seguiré caminando, pone la guinda
a este proyecto, pero como reza su título, la artista ya tiene
algún que otro as musical en la manga…
¿Cuál es el balance de su carrera con Amparanoia?

Muy positivo, han pasado muchas más cosas de las que yo imaginé cuando empezaba este proyecto.
¿Y no le da pena dejarlo?

A veces sientes que ha llegado el momento de ir por otro camino
No, me daría si no hubiese pasado nada. En realidad lo que siento es dejar algo a lo que he dedicado mucho tiempo, a lo que me he dedicado en cuerpo y alma. Pero a veces sientes que ha llegado el momento de ir por otro camino, creo que ha terminado mi período de contar y cantar la música de esta manera. Y ahora quiero hacer otras cosas.
¿En qué proyectos anda metida?

Hay muchos. Estoy colaborando con un montón de gente, con mi vos, también he estado haciendo canciones que no me imaginaba con Amparanoia, que tienen otro estilo. Pero queda todavía rato para eso…
Sus fans, entonces, pueden estar tranquilos porque no deja la música. ..

Si, tranquilísimos. Seguiré cantando mientras tenga salud y energía, lo que pasa es que comienzo otra nueva historia. Y los que quieran seguirme, estupendo.
¿Le gusta que etiqueten su estilo como mestizaje?

Las etiquetas no terminan de abarcar lo que uno es, limitan bastante. No me gustan mucho, pero sí que soy consciente de que he sido pionera de un movimiento mestizo, de fusionar estilos, letras y llevar una actitud determinada.
En este sentido, ¿qué ha supuesto para usted gente como Manu Chao?

Manu Chao es una persona superimportante para mi, desde que le conocí aquí en Madrid
Es una persona superimportante para mi. Desde que le conocí aquí en Madrid hasta que me atreví a enseñarle mis canciones y me dijera ‘esto es genial, tienes que grabarlo y enseñárselo a la gente’, pasando por todo el apoyo que me ha dado en toda mi carrera. Y ahora también, cuando me preguntó por qué dejaba Amparanoia… fue el primer sorprendido (Risas). Me dijo: “Te apoyo, tienes que escuchar a tu corazón”. Pero hay otros, como Joan de Dusminguet, a la gente de Macaco. Al principio hicimos mucha piña, y eso hizo que nos conociéramos los unos a los otros. Recuerdo aquello con mucho cariño.
¿Le gustaría cantar de nuevo con Chao, ahora que vuelve a Francia a tocar?

Si, si claro. Siempre que hemos coincidido ha sido superdivertido. Si se puede hacer, yo encantada.
¿Qué es lo primero que recuerda de su llegada a Madrid?

La Gran Vía. Salir en Callao y mirar a mi alrededor y decir ‘joer’. Yo venía de Granada, que es un lugar superchiquitillo, y recuerdo que cuando me instalé aquí, recuerdo mucho el paso de mi barrio a Lavapiés.
De Granada han salido y salen infinidad de grupos de música…

Siempre ha sido una ciudad donde, aparte de los músicos locales, ha habido mucha afluencia de músicos, poetas, escritores, pintores de muchos lugares del mundo, que se han sentido atraídos por su magia. Es una ciudad a la que volveré algún día, pero ahora mi camino va por otro sitio. Granada es una ciudad muy joven y tiene una oferta cultural del nivel de aquí de Madrid.
El apoyar varias causas ha sido una de sus banderas, ¿cómo ve a los músicos españoles de comprometidos?

Si creo que hay muchos artistas que apoyan estas cosas, con las que se sienten afines. Pedro Guerra, Serrat, etc.

Su gira tiene pinta de larga, ¿pasará por Sudamérica?

Vamos a darle en la gira una prioridad como nunca le hemos dado a nuestro país
Nuestra idea es de abril a septiembre con una prioridad como nunca le hemos dado a nuestro país, porque el último año hemos salido bastante fuera. Esperamos poder ir a Latinoamérica en octubre, estamos en ello. Pero en cualquier caso, el plazo que nos hemos dado todos es hasta octubre.
¿El último concierto será en algún lugar especial?

No lo se, aún está por determinar.
A México sí irá…

No tengo la seguridad, México y Argentina son dos lugares donde me gustaría ir a despedirme. Pero también me esperan en Urugay, Chile, Colombia, Venezuela… No se si podremos ir.
Por allí tiene usted un club de fans muy grande…

Sí, con Argentina en concreto, que fuimos nueve años después de empezar con Amparanoia, fue una gran sorpresa. Éramos casi un grupo de culto, la gente tenía todos los discos porque se los había copiado o se los habían llevado allí. Con el primer acorde ya cantan, se lo saben todo.

Es que su estilo conecta mucho con ellos.

Pero bueno, también ha ocurrido en Bélgica o Dinamarca. Pero con Latinoamérica el idioma une mucho.
A pesar de los malos momentos, da la impresión de que siempre ha hecho lo que le ha dado la gana…

Me he sentido muy protegida y puedo decir que he hecho lo que he querido
Si, pero es que no hay otra manera de hacer algo que te mueve tanto por dentro. Siempre hay obstáculos, pero si tienes claro lo que quieres hacer, terminas haciéndolo. Y también ha tenido mucha suerte por toda la gente que me ha dado su apoyo, la discográfica, el manager, el equipo técnico. Me han apoyado y me han respetado. Me he sentido muy protegida. Pero sí puedo decir que he hecho lo que he querido.
Sus músicos han ido rotando a lo largo de los años…

Con los músicos siempre ha habido un acuerdo por gira, por disco, nunca he firmado con nadie para toda la vida o el proyecto. El que ha querido y ha podido, ha estado. Este año, por ejemplo, vuelve a la gira la viola y el trombón. Las puertas siempre han estado abiertas.
¿Invitará a alguien a la gira?

De momento vamos a empezar nosotros, que seremos nueve en el escenario. Estamos además muy contentos de reunirnos. Pero me imagino que sí, saldrá espontáneamente. Usted lo da todo en el escenario Es como el regalo después de tanto trabajo, de hacer promoción, de ensayar, de grabar…
¿Se lo pasa mejor usted o el público?

Yo me lo paso bomba, desde luego (Risas). Es una energía que yo les mando a ellos, el público nos la devuelve, la compartimos.
Tenía usted muchas ganas de sacar un disco de rareza y remixes.

El disco de remixes y rarezas es algo que me hubiera gustado tener siempre
Si, mucho tiempo y de hecho el disco está formado por remixes del año 98, del 2000. Es algo que me hubiera gustado tener siempre, por ese amor de Amparanoia por la electrónica y esa admiración por la gente que coge una canción y le da la vuelta. Aunque han quedado algunas fuera, están las que más ilusión me hacía sacer.

¿Cómo le ha quedado el disco?

Estoy superorgullosa (Risas), porque hemos trabajado tanto y tanta gente… Ha sido muy laborioso, pero se ahora se me cae la baba, porque cuando veo todos los discos juntos, siento que he cerrado el ciclo.
¿Qué es Amparo en Tucson?

Es algo en lo que estoy trabajando. Ya he grabado algunas canciones con mis amigos de allí, de Tucson. Ya iré poco a poco haciendolo…
BIO.
Nació en 1969, en Alcalá la Real (Jaén). Tiene cuatro hermanos, dos hijos y cuatro perras. Vivió en Madrid, pero ahora reside en un pueblo cerca de Barcelona, donde cuida de sus “plantas”, sus “macetas” y sus “arbolitos”. Tiene “un poquillo de tierra” en su casa en el que hay “cuatro cosas”, como “cactus y buganvillas”. No le gusta “nada” madrugar.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento