El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en Bruselas.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sonríe a su llegada a la reunión de líderes del grupo parlamentario "Renovar Europa (antiguo ALDE)". EFE/ Olivier Hoslet

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha transmitido este lunes al presidente de Vox, Santiago Abascal, que no se reunirá con él para desbloquear los posibles nuevos Gobiernos del PP en Madrid y en Murcia. Ha asegurado que, si el objetivo es la formación de estos Ejecutivos, debe comunicarlo a los equipos autonómicos para que sean ellos los que reanuden las negociaciones.

Fuentes de Ciudadanos han informado que esta ha sido la respuesta de Rivera al mensaje telefónico que le ha enviado Abascal después de que anunciara en público, en Murcia, su oferta de reunión a tres, también con el líder del PP, Pablo Casado.

El objetivo no es otro que granjearse el apoyo de Vox para futuros Gobiernos del PP y Cs en Madrid y en Murcia.

La portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ya avanzó que una negociación de esta índole tiene que producirse entre los equipos autonómicos de los partidos.

Por su parte, Abascal ha agradecido en Twitter a Casado su "rápida respuesta positiva" a una reunión este martes en el Congreso. "Confiamos en que el presidente de Ciudadanos acepte también nuestra mano tendida", ha añadido.

Sin embargo, Rivera no la ha aceptado y así se lo ha comunicado al presidente de Vox.

Le ha contestado la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, con una alusión a la vida personal del líder del partido naranja: "Rivera tiene que decidir dónde quiere estar. Los españoles no saben dónde está, no lo sabe ni Malú", ha dicho en declaraciones a la cadena Ser.