Editores lanzan una campaña de fomento de la lectura de revistas en catalán
Editores lanzan una campaña de fomento de la lectura de revistas en catalán EUROPA PRESS - Archivo

El conocimiento del catalán se acerca progresivamente a los niveles de antes de la ola migratoria de 2003-2008, según la encuesta de usos lingüísticos de la población que el Departament de Cultura y el Idescat realizan cada cinco años a los habitantes de Cataluña de más de 15 años.

El estudio demuestra que en el año 2018, el 94,4% de la población entendía el catalán, una décima más que en 2013 pero todavía lejos del 96,5% que era capaz de entenderlo en 2003.

El 81,2% lo sabe hablar, el 85,5% lo sabe leer y el aumento más significativo lo encontramos entre los que lo saben escribir, 400.000 personas más que en los últimos cinco años (un 65,3% de la población). Los jóvenes de 15 a 29 años son los que hacen un uso más elevado de la lengua catalana y los que tienen más conocimientos, más del 80%.

La consellera de Cultura, Mariàngela Vilallonga, el director del Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat), Xavier Cuadras, y la directora general de Política Lingüística, Ester Franquesa, han presentado este lunes los resultados de la encuesta de 2018 hecha a 9.000 personas. La conclusión principal es que el conocimiento del catalán crece ligeramente en las cuatro habilidades lingüísticas respecto a la última encuesta hecha en 2013.

Los resultados muestran que la habilidad para escribir aumenta en cinco puntos en los últimos cinco años, y que la competencia para leerlo crece 3 puntos, es decir, en más de 300.000 personas. Los que lo entienden han crecido en 128.000 personas, y los que lo hablan en casi 160.000 del 2013 al 2018.

Uno de los aspectos que ha destacado Vilallonga sobre el aumento de las personas que escriben en catalán es el uso de las redes sociales. El uso del Whatsapp, por ejemplo, ha hecho "desinhibirse" a muchas personas que antes no escribían en catalán por vergüenza a hacer faltas de ortografía. "En el ámbito personal se muestra claramente que los mensajes de móvil se hacen en catalán", ha asegurado la consellera.

El director del Idescat, Xavier Cuadras, ha identificado la evolución migratoria como un elemento clave para entender la situación socio lingüística. Más de un tercio de la población ha nacido fuera de Cataluña, y desde 1981 la población nacida en el extranjero ha pasado de ser un 1,5% a ser el 18,2%. Entre 2013 y 2018 hay un saldo migratorio de 90.000 personas.

La encuesta revela que aumenta el porcentaje de población que sabe hablar catalán entre los nacidos en Cataluña y entre los nacidos en el resto del Estado, pero que en cambio no lo hace entre los nacidos en el extranjero.

Más uso del catalán pero no en todos los ámbitos

El 76,4% de la población de Cataluña usa el catalán durante el día a día. Esto representa un leve aumento respecto a 2013, cuando era de un 74,6%. El 42% de la población adulta (2.695.000 personas) usa el catalán aunque no sea su lengua inicial, un aspecto a destacar ya que el informe refleja una tendencia a usos lingüísticos combinados, es decir, a usar de manera compartida el catalán y el castellano. Este último idioma lo usa el 93,2% de la población.

En cuanto a los ámbitos, aumenta en el comercial y en conversaciones en el ámbito médico, pero en cambio no se ve esta tendencia en las entidades financieras o en la Administración del Estado.

Transmisión generacional favorable

"El catalán en esta posición no tiene el comportamiento de una lengua minoritaria", ha apuntado la directora general de Política Lingüística, Ester Franquesa, sobre la lengua que los padres hablan a los hijos a pesar de que no sean la que hablaban con sus padres. La encuesta constata que más adultos hablan en catalán a sus hijos y no a sus padres o abuelos. Es un total de 7,5 puntos favorables al catalán.

También se refleja que el interés por aprender catalán aumenta especialmente entre la población extranjera, un 61,7%. La consellera de Cultura, Mariàngela Vilallonga, ha resaltado que "hemos de ser capaces de que todas las personas quieran leer, hablar y escribir en catalán". "El catalán es una lengua que da un prestigio social, permite movilidad social, y hemos de ser capaces de decirlo", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.