Según ha indicado la Benemérita en una nota, los agentes observaron como por la carretera CH-2, sentido Almodóvar, a la altura de la barriada de los Mochos, circulaba una motocicleta en dirección al vehículo oficial, con las indicaciones luminosas encendidas, haciendo zigzag e invadiendo el carril contrario.

Al observar está forma de conducción, los guardias civiles detuvieron el vehículo policial y se apearon del mismo equipados con su chaleco reflectante y demás elementos necesarios para una buena señalización en horas nocturnas. Al proceder a dar el alto a la motocicleta, su conductor aceleró e intentó esquivarlos en dos ocasiones para seguir su marcha, logrando los guardias civiles detener el ciclomotor e identificar a su conductor.

El usuario del vehículo resultó ser un vecino de la barriada de Los Mochos, conocido por sus amplios antecedentes policiales. Como resultado de esta maniobra evasiva resultaron dos guardias civiles con lesiones de las que tuvieron que ser atendidos en un Centro de Salud.

Las comprobaciones realizadas sobre el ciclomotor permitieron averiguar que el mismo carecía de matrícula y el número de bastidor había sido borrado, no acreditando el detenido su legítima propiedad, por lo que fue intervenido, comprobándose, posteriormente, que el mismo había sido sustraído en Sevilla el pasado mes de enero.

Ante ello, se procedió a la detención del conductor del ciclomotor como presunto autor de los delitos de robo o hurto de uso de vehículo a motor, conducción con manifiesto desprecio para la vida de los demás y atentado contra agente de la autoridad.

En el registro corporal practicado al detenido se le intervino un gramo de cocaína, por lo que se procedió a la instrucción del pertinente expediente de denuncia a la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana por tenencia de drogas. El detenido y diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.