City de Londres
Imagen del Shard London Bridge. GTRES

Un hombre ha escalado este lunes los 310 metros del edificio Shard de Londres, el más alto del Reino Unido y el sexto de Europa, sin apenas cuerdas ni sujeción. Ha sido visto sobre la fachada del rascacielos pasadas las cinco de la mañana por los viandantes, que avisaron a la Polícía Metropolitana de Londres y compartieron vídeos con la hazaña en las redes sociales.

Tras el ascenso, el hombre habló con agentes de la policía, que lo esperaban en el interior del edificio, pero no fue detenido. A pesar de la temeridad, el escalador no ha sufrido ningún percance y se encuentra en perfecto estado.

"La Policía recibió a las 5.15 de la mañana del lunes 8 de julio varios informes de un escalador en el 'Shard'. Los servicios de emergencia acudieron y el hombre entró en el interior del edificio, donde habló con los agentes. No fue arrestado", publicaron los agentes metropolitanos en Twitter.

La empresa Real Estate Management, que gestiona el edificio, ha reconocido los hechos y ha asegurado que algunas áreas alrededor de la base del rascacielos han sido cerradas y parcialmente reabiertas posteriormente como medida de seguridad. "Afortunadamente, nadie ha resultado herido por esta peligrosa actividad y ayudaremos a la Policía con su actividad, recoge el diario británico The Guardian.

Objeto de escaladas similares

No es la primera vez que las 95 plantas de este edificio, obra del arquitecto italiano Renzo Piano, son objeto de escaladas similares. En 2013, seis activistas de Greenpeace también ascendieron a la parte superior del rascacielos y desplegaron una pancarta en protesta contra la exploración de petróleo en el Ártico llevada a cabo por la empresa Royal Dutch Shell.

En 2012, el escalador Alain Robert, conocido como el Spiderman francés, también quiso escalar el rascacielos, pero tuvo que desistir, puesto que el Shard obtuvo una orden judicial para prohibir el ascenso.