El proyecto “Pamplona Cashless City” concluye con 'éxito'.
El proyecto “Pamplona Cashless City” concluye con 'éxito'. CAIXABANK - Archivo

Durante el periodo en que la campaña ha estado desarrollándose (del 15 de abril al 30 de junio), los datáfonos de CaixaBank situados en los establecimientos adheridos han registrado un promedio diario de 63 operaciones y alrededor de 4.500 euros de facturación.

En comparación con el mismo periodo en 2018, la facturación por tarjetas se ha incrementado un 203%, "lo que supone triplicar el uso de medios de pago digitales en estos locales".

La directora territorial de CaixaBank en Navarra, Ana Díez Fontana, ha celebrado la "buena" acogida de esta iniciativa: "Los buenos resultados de 'Pamplona Cashless City' nos muestran que el pago digital tiene un amplio recorrido en el comercio y la restauración local".

"Sin duda, desde CaixaBank vamos a seguir trabajando para que las nuevas tecnologías de pago sigan contribuyendo a impulsar la actividad económica del pequeño comercio y a ayudar a los ciudadanos a gestionar sus compras", ha añadido.

Los resultados del proyecto en Pamplona siguen la estela de los resultados obtenidos en otras experiencias cashless en España. Por ejemplo, en la localidad castellonense de Morella, CaixaBank puso en marcha a lo largo de 2018 una campaña para incentivar el pago digital en el comercio local que consiguió incrementar el uso de tarjeta o móvil para compras un 180% por facturación.

Una experiencia pionera para avanzar hacia el cashless 'Pamplona Cashless City' se ha desarrollado en una serie de establecimientos del centro de Pamplona, seleccionados por su ubicación y por el intenso flujo comercial que experimentan a diario, ha explicado la entidad, que ha añadido que los clientes que han hecho uso de esta iniciativa se han podido beneficiar de las ventajas ofrecidas en esta campaña como la acumulación de descuentos para futuras compras tras la compra abonada con móvil o tarjeta.

El pago digital, ha expuesto, ofrece "numerosas ventajas respecto al efectivo, tanto para clientes como para comercios: el proceso de pago es más ágil y se evitan colas en los comercios y errores en los cambios".

Asimismo, si utiliza la aplicación CaixaBank Pay, el usuario puede tener todas sus tarjetas reunidas en su móvil para gestionarlas y acceder a servicios como pago aplazado, activación, bloqueo, etc. Desde el punto de vista de seguridad, los clientes cuentan con la garantía CaixaBankProtect, que "les protege ante usos no autorizados de sus tarjetas".

Consulta aquí más noticias de Navarra.