Estas siete piscinas municipales fueron seleccionadas tras evaluar su capacidad de aforo y los últimos datos de usos registrados. El objetivo de esta medida, que se podría repetir en momentos puntuales por olas de calor, ha sido extender el uso de las piscinas como alternativa de ocio y esparcimiento, al mismo tiempo que se promociona aquellas que cuentan con un menor grado de conocimiento y utilización que el resto.

En comparación con el anterior fin de semana, que también estuvo marcado por las altas temperaturas, los descuentos en el precio de la entrada supusieron un incremento global de un 21,70 por ciento entre sábado y domingo: de los 7.236 accesos del último fin semana dejunio se ha pasado a 8.806. El aumento ha sido de un 11,65 por ciento el sábado, es decir, 3.890 usos frente a los 3.484 del sábado anterior, y se disparó el domingo hasta un 31,02 por ciento, 4.916 usos estedomingo y 3.752 el anterior.

Por piscinas, la que más ha aumentado su uso este fin de semana es la de Oliver, a la que el sábado 6 de julio accedieron 669 personas, un 4,97 por ciento más que el anterior, y 753 personas el domingo 7 de julio, lo que representa un 87,78 por ciento más que el domingo pasado.

En Garrapinillos, el incremento comenzó siendo de un 5,12 por ciento el sábado, 349 personas, 17 más que el anterior, y alcanzó una subida de un 80,22 por ciento al día siguiente, 492 usos este domingo, frente a los 273 del anterior).

Sin embargo, en Movera, la promoción tuvo más efecto el sábado, cuando acudieron 630 personas, un 51,81 por ciento más que el anterior, y 687 el domingo, un 32,37 por ciento más).

En cifras absolutas, las piscinas más utilizadas entre esas siete ha

las de San Juan de Mozarrifar, donde se han contabilizado 685 usos el sábado, un 6,37 por ciento más, y 910 el domingo, un 8,98 por ciento más, y Monzalbarba, con 669 usos el sábado, lo que ha supuesto una subida de un 0,75 por ciento, y 805 el domingo, un 15,99 por ciento más.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.