La Oficina del Defensor ha remitido concretamente un escrito a la Viceconsejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, así como a la Viceconsejería de Hacienda, Industria y Energía para que aporten cuanta información dispongan sobre este asunto, dando así trámite a la queja presentada por este colectivo.

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el Defensor interesa especialmente conocer de la Junta su postura "sobre el impacto directo e indirecto en la zona, así como sobre las posibilidades que habría de variar el trazado buscando otros alternativos donde el impacto sea menor, u otro tipo de soluciones medioambientales".

En la queja de la plataforma, consultada por Europa Press, se expone que el proyecto pretende instalar inicialmente 362 torres de entre 40 y 81 metros de altura y una subestación de 14.000 metros cuadrados en el centro mismo de la comarca.

Mantienen que existe la previsión de construir 120 torres sólo en el Valle de Lecrín, en el marco de un proyecto que, según advierten, "comporta una agresión directa al patrimonio medioambiental, paisajístico, cultural y patrimonial" del valle, uno de los 17 Paisajes de Interés Cultural de la provincia y que recientemente se ha presentado como candidato a Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco.

Denuncia esta plataforma que el impacto socioeconómico que sufriría esta comarca sería de gran calado al haberse convertido el turismo, vinculado al paisaje, en el gran motor de la zona, y que incluso estaría atrayendo nuevos grupos de habitantes que, de seguir adelante el proyecto, verán amenazados sus modos de vida vinculados a esas nuevas formas de economía en una zona que décadas atrás sí que estaba en situación difícil en términos demográficos, pero que ha mostrado una gran recuperación frente a la despoblación.

Consulta aquí más noticias de Granada.