Policía Local Murcia
Policía Local Murcia Policía Local Murcia / TWITTER

El servicio de emergencias y atención social del Ayuntamiento de Murcia (SEMAS) ha rescatado a dos menores cuya madre, con graves problemas psiquiátricos, tenía encerradas en su domicilio desde hacía varios días, sin permitir las visitas de sus familiares y con constantes amenazas de agresión.

Según ha detallado el responsable del servicio, José Moreno, familiares de las niñas, de 8 y 14 años de edad, acudieron el pasado jueves a los servicios sociales municipales "muy asustados" porque desde hacía varios días la mujer no les dejaba entrar en la casa ni ver a las niñas, a las que mantenía encerradas y con las persianas bajadas.

Esos familiares habían estado en el domicilio por última vez a principios de julio y explicaron a los trabajadores sociales que la mujer sufría importantes alucinaciones "visuales y auditivas" y repetía incoherencias siempre relacionadas con un supuesto castigo que le imponía Alá, que le pedía "coger un cuchillo o un palo".

Origen de los problemas psiquiátricos

Moreno ha señalado que el SEMAS ya tuvo una intervención de urgencia con esta misma mujer a finales del mes de abril, cuando fue ingresada en una unidad psiquiátrica por problemas de esquizofrenia y psicosis.

Al parecer, los problemas psiquiátricos habían ido en aumento desde una visita que la mujer había hecho a su país de origen, Marruecos, de la que había vuelto "muy radicalizada" y vistiendo niqab, una prenda que solo deja a la vista los ojos.

Tras la alerta de los familiares, los servicios sociales pudieron localizar al padre de las menores, que logró que la mujer le abriera la puerta del domicilio, momento que las niñas aprovecharon para huir "completamente aterrorizadas", apunta Moreno.

Tutela de las niñas

La comunidad autónoma se he hecho cargo de la tutela de las dos niñas a la espera de resolver si su padre u otros familiares pueden hacerse cargo de ellas, mientras que la madre accedió voluntariamente, tras la intervención de los servicios sociales, a ingresar de nuevo en una unidad psiquiátrica y reconoció que había dejado de tomar la medicación y de ir a los controles médicos pertinentes.

Los familiares relataron al SEMAS que no era la primera vez que la mujer encerraba a sus hijas, que no acudieron al colegio en los últimos días del curso por el mismo motivo.

Consulta aquí más noticias de Murcia.