Coches de la Guardia Civil
Coches de la Guardia Civil GUARDIA CIVIL - Archivo

En un comunicado, la asociación profesional de guardias civiles han indicado que "últimamente" esa "descoordinación y falta de efectivos" está teniendo lugar en algunos servicios que se realizan en una unidad principal de una localidad de la campiña sevillana, donde "una única patrulla existente, ha debido cubrir las incidencias de esa localidad, así como de seis municipios y sus respectivas pedanías, con una población global de más de 80.000 habitantes".

En este sentido, la AUGC ha censurado que "con tan pocos" efectivos es del "todo imposible" atender a todas esas localidades y las incidencias que puedan surgir, al tiempo que ha apuntado que si esa patrulla "única" atiende una denuncia, por ejemplo de violencia de género, tienen que recogerla y hacer todos los tramites, que pueden conllevar horas, y el resultado sería que "la vigilancia de las poblaciones no se puede efectuar", y así, si aparece alguna incidencia nueva, "tendrán que acudir de otras demarcaciones muy distantes y se tardará en llegar al lugar del auxilio o incidencia, y esta nueva patrulla dejará sin efectivos su demarcación".

Continuando esa línea, la asociación ha indicado que por toda la geografía provincial se da este tipo de problemática, "sobre todo en puestos pequeños como los de la Sierra Sur de Sevilla", los cuales carecen de puesto principal. Así, ha criticado que mientras la cadena de mando, intenta solucionar el problema de falta de personal, creando patrullas mixtas, "uno de ellos se trasladará solo para recoger a otro guardia civil , para hacer la patrulla, con el riesgo que conlleva y dado que seguimos en nivel de 'alerta 4' sobre 5".

Igualmente, el colectivo ha reprobado que en el resto de la provincia exista un 33 por ciento menos de efectivos por vacaciones o concentraciones en zonas de costa, por lo que ha recalcado la "perentoria necesidad" de un aumento de plantilla gradual para toda la provincia, para que se alcancen los 400 agentes en servicio activo.

"No obstante, la verdadera solución para tener más presencia de guardias civiles pasa no solo por el aumento de la plantilla, sino en llevar a cabo lo que nuestra organización propone en su informe del

'Nuevo Modelo Policial', con una profunda reorganización de las unidades, creando unidades operativas con todos los servicios y especialidades necesarias, en localidades grandes donde se ubican los llamados Puestos Principales, donde siempre haya personal para recoger las denuncias, patrullas en las localidades y calabozos para los detenidos, mientras no se tome esta solución, este problema irá aumentando", ha agregado la AUGC.

En ese aspecto, ha señalado que en un área de muy pocos kilómetros, están los Puestos de Marchena, Arahal, Paradas, Lantejuela, Puebla de Cazalla y Morón de la Frontera -este último con competencia de Policía Nacional-, "todo eso a menos de 30 kilómetros de Marchena, es decir a 15 o 20 minutos en coche", teniendo cada uno que cubrir durante un determinado horario la vigilancia de varios pueblos "pero de forma independiente".

Así, ha apuntado que si se unificara el personal de cada Puesto -compuesto por un suboficial, un cabo y varios guardias civiles-, "habría un suboficial de guardia por cada ocho responsables de todo el servicio y al menos dos patrullas por cada ocho horas que se dividirán estos pueblos", y de esta manera, "siempre habría patrullas cercanas", y

con la implantación de las 'comisarías', "la patrulla podría seguir su vigilancia, porque había guardias para atender esas denuncias".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.