VIOLETA MANGRIÑÁN
Violeta Mangriñán, exconcursante de 'Supervivientes'. GTRES

Desde que tuviera que abandonar la isla de Supervivientes, Violeta Mangriñán no ha cesado de acumular titulares. A veces incluso por su vídeos virales, como recientemente, que descubrió que Jordi González, presentador del programa (y casi como cualquier presentador en casi cualquier programa), lee su guion en el teleprónter.

Pero el caso que nos ocupa es su peso. O, mejor dicho, su poco peso. Porque la exconcursante del reality regresó de Honduras con siete kilos menos, quedándose en apenas 45 kilogramos, a los que ha sumado dos desde que está en España.

El problema estriba en que ella misma ha afirmado que no tiene ninguna prisa en recuperar el peso que tenía antes dado que ahora mismo se ve estupenda y así puede lucir mejor sus bikinis.

Es decir, el "efecto rebote" del que ha hablado en uno de sus vlogs y que no ha sentado muy bien entre la comunidad de seguidores que tiene Mangriñán en sus redes sociales.

Así que ante la oleada de comentarios que recibe de preocupación por su aparente extrema delgadez y, en el peor de los casos, de muy malas formas o usando peyorativamente los trastornos de alimentación, la joven de 25 años decidió responder de manera furibunda.

"Estoy hasta los cojones de que me llaméis anoréxica entre otros muchos piropos. Pero ese me enerva especialmente y no me puedo callar, porque padezco de incontinencia verbal", expuso Violeta a sus seguidores.

"Vengo de Supervivientes, no de MasterChef. He perdido siete kilos que no me sobraban, de los cuales, para vuestra tranquilidad, ya he recuperado dos", aseguró en sus stories de Instagram la oriunda de Castellón.

Ver esta publicación en Instagram

La autenticidad es la materia prima de la que está hecho el largo plazo. Si quieres que algo dure, hazlo auténtico. #violeta @hawkersco

Una publicación compartida de Violeta Mangriñan (@violeta_mangrinyan) el7 Jul, 2019 a las 6:05 PDT

Violeta, que no se esperaba la polémica que traerían sus declaraciones, continuó su explicación: "Obviamente no estoy sana, ya que por eso he tenido que abandonar el reality. Por ese mismo motivo sigo una dieta estricta a base de líquidos con proteínas".

Y con todo el lío montado, la también influencer y extronista de MyHyV acudió este fin de semana a la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, pues era una de las invitadas estrella al desfile de Dolores Cortés, firma especializada en ropa de baño.

Como ella no piensa desprenderse de sus bikinis en todo el estío, pues ha declarado que no le afectan las críticas porque "ahora más que nunca" quiere seguir poniéndose el bikini. "Me veo estupenda", ha dicho refrendando su pensamiento.

Ver esta publicación en Instagram

Verde y esperanza @supervivientestv #ConexiónHonduras10 🔥🌴 #7

Una publicación compartida de Violeta Mangriñan (@violeta_mangrinyan) el1 Jul, 2019 a las 6:13 PDT

Pero su incontinencia verbal le ha jugado una mala pasada y ha continuado: "Antes de estar en el mundo de la tele, mi jefa siempre me decía 'el hueso es tendencia'". En cuanto se dio cuenta de lo que acababa de decir, ha querido reaccionar.

"Esto no quiere decir que la gente no coma ni que las niñas tienen que estar delgadas porque la gente que tiene unos kilos de más también es maravillosa", se justificaba Violeta, para a continuación ahondar en su idea.

"Pero es que yo me veo estupenda, aunque la gente me diga que estoy horrible y que solo tengo cabeza. Yo me veo genial y tengo más ganas que nunca de ponerme bikini", ha zanjado.

Ver esta publicación en Instagram

La expectación está a la altura de mi vuelo. #NewAge

Una publicación compartida de Violeta Mangriñan (@violeta_mangrinyan) el4 Jul, 2019 a las 6:00 PDT