El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo.
El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo. DIPUTACIÓN DE HUELVA

En rueda de prensa, Ignacio Caraballo ha presentado una propuesta que tiene como objetivo de conseguir esa transformación y "ser también un ejemplo de modernización en la administración en toda España", indicando además que se trata de "un nuevo modelo que parte de un grupo de funcionarios y técnicos de la propia Diputación, con experiencia, formados, que tras constituir una Oficina de gestión del cambio realizaron un profundo análisis de la realidad de la casa, dando como resultado este organigrama y contagiándonos el entusiasmo ante esta nueva visión".

Así, la estructura propone que la presidencia descanse sobre tres pilares o vicepresidencias. Estos tres ejes verticales aúnan todas las competencias propias y tradicionales de la Diputación: Política Municipal, para todo lo que tenga que ver con los ayuntamientos, que será dirigida por Ezequiel Ruiz; Estructura, que engloba el funcionamiento de la propia institución -recursos humanos, contabilidad, secretaría general-, al frente de la cual estará José Fernández, y Territorio Inteligente, la proyección de la Diputación en el territorio -a través de Huelva Empresa, Desarrollo Local, Política digital y Acción social- con María Eugenia Limón.

A su vez, cada vicepresidencia contará con un diputado de apoyo: Yolanda Rubio, José Manuel Alfaro y Salvador Gómez, respectivamente. Del mismo modo, esta estructura contará con dos ejes trasversales cuya misión es orientar a la institución hacia un nuevo marco de actuación y referencia basado en las exigencias propias de una administración del siglo XXI: Desarrollo Organizacional y Gobierno Abierto.

Y en medio de ambos ejes se despliega la estrategia territorial de la mano de los diputados territoriales, que se refuerzan como pieza fundamental en la organización: "Para nosotros la gestión es fundamental, pero aún más importante es la relación con los ayuntamientos y con el territorio", ha subrayado Caraballo.

Según la estructura territorial, la diputada de la Sierra será Silvia Durán; del Condado, Pablo Valderas y Juan Antonio García; de la Costa, Bella Canales; de la Campiña/Cuenca, Rosa Tirador; del área Metropolitana, Aurora Águedo y Lourdes Martín; de la capital, Leonor Romero y del Andévalo Antonio Beltrán.

Al respecto, Caraballo ha recordado que en 2012 la Diputación cambió su estructura con el modelo de concertación y "fue un éxito y un referente para otras diputaciones porque dimos libertad a los ayuntamientos para que ellos decidieran sus acciones y sus políticas" y esta nueva organización es "un paso más".

La tesorera de la Diputación y responsable de la Oficina del Cambio, Sara Hernández, ha destacado tres aspectos de la nueva estructura que, según ha explicado, se asemeja por las formas a un templo griego al basarse en tres pilares fundamentales. Por un lado, su carácter innovador y vanguardista, "ya que desafía a la norma, algo que no se suele hacer en las administraciones, siendo la Administración del futuro, pero en el presente".

Asimismo, ha subrayado, constituye "una apuesta valiente, al ser un trabajo invisible, sin rédito político y con un alto valor público" y, en tercer lugar, destaca el hecho de que el modelo está diseñado por expertos, "que en este caso no son consultores externos, sino expertos en esta administración concreta: trabajadores que conocen todos los entresijos, lo que se hace bien y lo que no se hace tan bien". Algo que, según Hernández, permite hacer "un traje a medida".

El objetivo, ha remarcado Hernández, es "transformarse para ser una administración mas abierta, más accesible, más cercana, más eficaz, más transparente". Una administración, ha incidido, "innovadora en sus formas, en su manera de gestionar recursos limitados para un sin fin de propuestas y objetivos".

VA A SERVIR PARA REIVINDICAR

En este sentido, Ignacio Caraballo ha remarcado que cuando esta estructura se engrase y tenga su base "va a servir para reivindicar" todos los proyectos que Huelva necesita, como el CEUS, que "por muchos anuncios que haga la Junta, está parado", a lo que ha añadido que desde la Diputación, "como brazo armado del PSOE, vamos a diseñar las acciones que vamos a desarrollar en estos cuatro años".

Al respecto, Caraballo ha explicado también van a reivindicar proyectos como el túnel de San Silvestre, el riego del Condado y mejores conexiones con Sevilla, "innumerables cosas que tenemos pendientes y no vamos a mirar el color para exigir".

Consulta aquí más noticias de Huelva.