Alfonso Fernández Mañueco
Alfonso Fernández Mañueco EUROPA PRESS - Archivo

De recibir la confianza de las Cortes, previsiblemente en una primera vuelta ya que cuenta con los 41 votos que marcan la mayoría absoluta (29 del PP y 12 de Ciudadanos), Fernández Mañueco será nombrado presidente de la Junta para convertirse en el séptimo presidente del Ejecutivo castellanoleonés, tras los socialistas Demetrio Madrid y José Constantino Nalda y los 'populares' José María Aznar, Jesús Posada, Juan José Lucas y Juan Vicente Herrera, que ha ocupado ese cargo durante 18 años.

La llegada de Fernández Mañueco al Palacio de la Asunción mantendrá al Partido Popular al frente de la Junta de Castilla y León donde entró hace 32 años de la mano de José María Aznar bajo las siglas entonces de Alianza Popular y tras conseguir el apoyo de CDS, que llegó a formar parte del Gobierno castellanoleonés entre 1989 y 1991 con Jesús Posada como presidente, situación que se repetirá 30 años después, esta vez con

Ciudadanos como llave de gobierno.

De hecho, la formación naranja ya fue clave en el anterior mandato, el quinto y último de Juan Vicente Herrera como presidente de la Junta, que en 2015 suscribió un acuerdo de gobernabilidad con los liberales que sustentaron desde fuera tanto ese Ejecutivo y como los tres presupuestos autonómicos presentados.

Otra de las singularidades de esta sesión de investidura es que por primera vez no se someterá a la confianza de las Cortes el candidato de la lista más votada, que sería el socialista Luis Tudanca, que se quedó a seis escaños de la mayoría absoluta, sino el cabeza de lista de la segunda fuerza política, el PP, el más votado desde la II Legislatura.

BIOGRAFÍA

Nacido en Salamanca en 1965, el candidato y procurador del PP por Salamanca fue alcalde de la capital del Tormes entre 2011 hasta 2018, cuando cedió el testigo a Carlos García Carbayo para centrarse en la candidatura a la Presidencia de la Junta.

Casado y padre de dos hijas, este abogado salmantino inició su carrera política en 1995 como concejal en el Ayuntamiento de Salamanca y fue el presidente de la Diputación provincial entre 1996 y 2001, cuando pasó a formar parte del Gobierno de Castilla y León, primero como consejero de Presidencia y Administración Territorial y después como consejero de Interior y Justicia, para volver al Consistorio salmantino, en esta ocasión como regidor.

Hombre de partido, Fernández Mañueco fue nombrado secretario general del PP de Castilla y León en 2002 y relevó a Juan Vicente Herrera en la Presidencia del PP castellanoleonés en 2017, tras imponerse en un proceso de Primarias al leonés Antonio Silván. A nivel nacional, fue el presidente del Comité de Garantías del PP en una época salpicada por presuntos casos de corrupción del partido.

Mañana, Fernández Mañueco expondrá sus compromisos de gobierno para los próximos cuatro años en una sesión de un sólo día, como hizo su antecesor, Juan Vicente Herrera, en 2011 y en 2007, a diferencia de las investiduras de 2015 y de 2003 que se prolongaron durante dos jornadas.

La sesión se abrirá a las 11.00 horas con el discurso sin límite de tiempo del candidato del Partido Popular y se reanudará a las 16.00 horas con las intervenciones de los portavoces de los grupos socialistas, Mixto, Ciudadanos y PP, tras lo que se procederá a la votación pública por llamamiento -sí, no o abstención- en torno a las 21.00 horas.

Si no se alcanzara esa mayoría absoluta, circunstancia que sólo ocurriría por ausencia o equivocación de algún procurador del PP o de Ciudadanos, la Mesa de las Cortes, oída la Junta de Portavoces, convocaría una segunda votación en la que el candidato requeriría una mayoría simple.

Antes de proceder a esa segunda votación, en el caso de que fueranecesario, el candidato podría intervenir de nuevo por un tiempomáximo de diez minutos y los grupos parlamentarios por un espaciode cinco minutos. Tras esa segunda ronda de intervenciones, seconvocaría de nuevo la votación, de igual forma que la anterior,pública y por llamamiento.

Los portavoces de cada grupo tendrán un primer turno de intervención de 30 minutos -en el caso del Mixto será de 12 minutos para Podemos y de seis minutos para cada uno de los partidos que lo integran (Vox, UPL y Por Ávila)- y un segundo turno de diez minutos -4, 2, 2 y 2 en el caso del Mixto-.

Fernández Mañueco responderá sin límite de tiempo y en grupo o por separado a cada uno de los portavoces, tras lo que se procederá a la votación.

Según avanzó el pasado viernes el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, Fernández Mañueco articulará un discurso con "estilo propio" sin ser continuista respecto a los gobiernos precedentes -el PP ha gobernado en Castilla y León durante 32 años- pero sin renunciar a "lo mucho bueno" que ha desarrollado el anterior equipo.

En concreto, las líneas generales de la intervención de Fernández Mañueco responderán tanto al programa electoral del Partido Popular como al acuerdo programático de cien medidas pactadas con Ciudadanos si bien De la Hoz aclaró que no serán "ni exclusivas ni excluyentes" en la labor a realizar en los próximos cuatro años.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.