PRESENTACIÓN INFORME 'EVOLUCIÓN DE LA EMPRESA FAMILIAR EN LA REGIÓN DE MURCIA 2015-2017'
PRESENTACIÓN INFORME 'EVOLUCIÓN DE LA EMPRESA FAMILIAR EN LA REGIÓN DE MURCIA 2015-2017' EUROPA PRESS

La tasa de supervivencia de las empresas familiares de la Región de Murcia asciende a 94,2 por ciento, medio punto superior a las empresas no familiares, durante el periodo 2015-2017, en el que cayó el número de empresas, no obstante, aumentaron en tamaño.

Así lo recoge el Informe 'Evolución de la empresa familiar en la Región de Murcia 2015-2017', que destaca que las pymes y grandes empresas familiares de la Región aportan en el sector privado el 61 por ciento del empleo, el 49% del Valor Añadido Bruto. Cifras que se incrementarían hasta el 85 y el 82 por ciento, respectivamente, si se incluyeran a las microempresas y a los autónomos.

Además, aportan el 54 por ciento de los gastos totales de personal y el 48% de los impuestos totales de sociedad; representando la empresa familiar el 78,3 por ciento del total.

El estudio, presentado este lunes, ha sido realizado por la Cátedra de Empresa Familiar Mare Nostrum de la Universidad de Murcia y Universidad Politécnica de Cartagena, con la colaboración de la Asociación Murciana de la Empresa Familiar (Amefmur), el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Bankia y Fundación Cajamurcia y ha sido realizada por Ángel Meroño (UMU) y Antonio Duréndez y Antonia Madrid (UPCT).

El informe, que ha analizado durante tres años a unas 4.200 empresas familiares para conocer las tendencias del sector en cuanto a cambios de tamaño, propiedad y continuidad y se ha centrado en empresas familiares de más de 10 empleados, concluye que estas empresas han mejorado sensiblemente su situación económico-financiera entre 2015 y 2017, y apunta, también, que es más frecuente que una empresa no familiar pase a ser familiar (5,6%) que una empresa familiar pase a ser no familiar (2%).

Concretamente, las empresas que reducen su tamaño pasando a ser microempresas son el 10,7 por ciento de las familiares y el 7,9 por ciento de las no familiares. Además, el 3,5 por ciento de las microempresas acaban convirtiéndose en pymes o grandes empresas familiares, siendo el 1,3 por ciento las que pasan a no familiares.

El estudio viene a confirmar, en palabras del coordinador de la publicación y director de la Cátedra, Ángel Meroño, que "las empresas familiares resultan fundamentales en nuestro sistema económico, siendo además, la base para desarrollo empresariales de mayor envergadura".

Ha destacado, asimismo, que la disponibilidad de recursos a largo plazo marca la diferencia para sobrevivir, mientras que el aprovechamiento de los recursos propios -rentabilidad financiera- resulta fundamental para crecer".

A pesar de que en este periodo, hay 300 empresas menos, en el momento de la consulta, especialmente no familiares, Mereño ha querido resaltar que son más competitivas porque han crecido en tamaño y emplean a más gente, "reafirmando la vocación de supervivencia de las empresas familiares".

En esta línea, el presidente de Amefmur, José María Tortosa, ha manifestado que los datos de este informe "confirman que las empresas familiares son la base de desarrollo regional y ponen de manifiesto que nuestro colectivo es el que mayor esfuerzo realiza para continuar con sus proyectos empresariales, incluso a pesar de las circunstancias adversas".

Así como que las empresas familiares se están profesionalizando y diversificando "para continuar en el tiempo y su legado se mantenga". Esto demuestra, a su juicio, "un especial compromiso social con el mantenimiento del Estado de Bienestar, una gran vinculación con el territorio y la sostenibilidad del mismo", para añadir que esto es algo que debatirán en el próximo Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que se celebrará en Murcia del 27 al 29 de octubre.

Por su parte, la directora corporativa de la Territorial de Bankia en Murcia y Alicante, Olga García, ha resaltado que el estudio demuestra que el 95 por ciento de las empresas son micro, con menos de diez empleados, que la empresa familiar es mayoría "y hacen un mayor esfuerzo para la supervivencia de su trabajo".

"El estudio reafirma que proyectos empresariales son sólidos, a futuro" y que sigue destacando en continuidad y en como sus propietarios ponen toda la carne en el asador "para que su proyecto sea válido en el tiempo", motor económico regional, que, a

su parecer, "hay que impulsar en todos los sectores".

Además de destacar el compromiso de Bankia con las empresas familiares murcianas y con el trabajo de las universidades para "estudiar y ayudar a mejorar a un tejido empresarial fundamental para la Región".

El director de la Fundación Cajamurcia, Pascual Martínez, que ha recordado que la Fundación presta apoyo a la Cátedra de Empresa Familiar Mare Nostrum desde su creación, en 2006, además de colaborar con Amefmur desde hace más de 15 años, ha señalado que estas colaboraciones ponen en práctica "nuestro apoyo a la formación y la investigación en la Región, buscando sinergias en los ámbitos de la universidad y la empresa".

Uno de los autores del informe, Antonio Duréndez, ha afirmado, así que el trabajo puede servir incluso a los políticos "para apuntar hacia dónde marcar las pautas".

Consulta aquí más noticias de Murcia.