Bernie Sanders
El candidato presidencial demócrata Bernie Sanders. Gage Skidmore / Flickr

El mundo cambia y cambia deprisa. La de los medios de comunicación ha sido (y es) una de las grandes trasnformaciones de los últimos años. Ya no todo está, ya no todo pasa en televisiones, radios y periódicos. Que se lo digan a las jóvenes generaciones. Se informan en las redes sociales, en YouTube, compartiendo enlaces en Whatsapp o jugando videojuegos.

A los políticos les interesa mucho saber dónde está la gente y dónde están los nuevos votantes. Eso es lo que ha hecho Bernie Sanders, otra vez candidato presidencial demócrata (hace cuatro años le ganó Hillary Clinton). El senador por Vermont, considerado izquierdista, ha abierto su propio canal en Twitch.

Propiedad de Amazon, Twitch es una plataforma que ofrece un servicio de streaming de video en vivo y que es famosa especialmente por retransmitir videojuegos en directo. Hablamos de torneos de eSports y retransmisiones de los streamers. El usuario más seguido del mundo es Ninja, un jugador de Fortnite que suma 14,5 millones de seguidores.

Sanders se ha convertido en el primer candidato presidencial de Estados Unidos en tener un canal en Twitch. Su primera emisión supera los 15.000 espectadores con un debate sobre el futuro de su candidatura para 2020. Pero en apenas 10 días el canal de Sanders ya tiene 234.000 seguidores.

Sanders no hace sino lo que ya hizo en su día Barack Obama. En 2008, fundamentó su campaña en las redes sociales, siendo de los primeros candidatos en tener cuentas en esas plataformas. Era el momento del crecimiento de Facebook y Twitter, y allí estaba Obama.

Los asesores de Sanders han actualizado el movimiento de Obama, posicionándose en nuevas plataformas a la búsqueda de jóvenes más bien desencantados con la política y los políticos. En Twitch, el 81% de los miembros son hombres y el usuario medio tiene entre 18 y 34 años.

Por eso el abuelo izquierdista (tiene 77 años) ya está en Twitch. La idea de su equipo de campaña es subir vídeos para comentar las noticias del día. De ese modo quieren transmitir su mensaje, pero también escuchar a los más jóvenes y conocer las razones de su descontento.