Agentes de la Guardia Civil, ante una plantación de marihuana.
Agentes de la Guardia Civil, ante una plantación de marihuana. GUARDIA CIVIL

Según informa el Instituto Armado en un comunicado, el primer invernadero se ha encontrado en la localidad sevillana de Salteras, en una nave que tenía como acceso una pasarela oculta desde un taller mecánico clandestino colidante sin documentación ni licencia. La droga pudo ser localizada a pesar de que el habitáculo de la plantación estaba camuflado y hubo que derribar un tabique medianero para poder aprehender el cultivo.

El segundo vivero se ha localizado en una urbanización de Espartinas en el sótano de una vivienda pareada. Para intervenirla se necesitó mandamiento judicial de entrada y registro. Una vez en su interior, los agentes comprobaron una instalación muy sofisticada en el invernadero para potenciar la producción de la droga.

Los cuatro detenidos en la operación, dos vecinos de Camas y dos de Gines, han sido puestos a disposición judicial. La investigación continúa abierta ya que no se descartan nuevas detenciones. La Guardia Civil recuerda en su comunicado que este tipo de plantaciones ilícitas, en la mayoría de los casos, llevan aparejadas una conexión ilegal a la red eléctrica, "con el consiguiente riesgo de provocar incendios en viviendas cercanas".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.