El DJ sueco Avicii
Avicii fotografiado en agosto de 2013. GTRES

Avicii murió a los 28 años el 20 de abril de 2018. Pasados seis días, los padres del artista confirmaron su suicidio: en un hotel de la capital de Omán, Tim Bergling (su nombre original) utilizó un trozo de botella para cortarse las venas. "No estaba hecho para la maquinaría en la que estaba metido, era un chico tierno que amaba a sus seguidores pero evitaba los focos", dijeron en su momento.

El pasado 3 de julio el padre del DJ, Klas Bergling, concedió una entrevista al canal de televisión estadounidense CNN en el que, sin complejos, recordó la vida de su hijo. "Nuestra teoría no es que él planeó este suicidio, fue más bien como un accidente de tráfico. Sucedieron muchas cosas a la vez y lo sacaron de su control, por así decirlo", aseguró Bergling. 

Sin embargo, según su padre, "Avicii no mostró señas de querer suicidarse". A la pregunta de si el artista mantuvo conversaciones sobre temas difíciles con él, Bergling respondió: "Absolutamente". "Hablamos mucho de sus pensamientos, sobre la vida, meditación, amor...", confesó. Además, rememoró cómo el DJ cambiaba bastante rápido de ánimo. Era una montaña rusa: cambiaba la euforia por la depresión y de la felicidad por el estrés en muy poco tiempo.

A partir del suicio de Avicii, su padre creó la fundación Tim Bergling, una organización que busca prevenir que las personas se suiciden. Su deseo es que esta asociación "provoque un cambio para que la gente joven reciba muy pronto ayuda". Según Begling, es importante que este auxilio llegue "cuando los problemas son pequeños".