Whatsapp
Una mujer consulta Whatsapp en su móvil. PIXABAY

Tras el duro golpe que la administración Trump asestó al fabricante chino de móviles Huawei puede no ser el único. Según Andro4all, el Gobierno de Estados Unidos tiene el punto de mira puesto en el cifrado de extremo a extremo que usa WhatsApp.

Trump estaría barajando si prohibir o no a las empresas estadounidenses usar ese tipo de cifrado o cualquier otro que las autoridades no puedan 'romper' para acceder a la información cifrada.

Otras compañías, como Google, Apple o Facebook, utilizan también técnicas de cifrado de extremo a extremo, que significa que el contenido de los mensajes sólo puede ser leído por el emisor y el receptor, ni siquiera por la compañía.

Si la prohibición de Trump siguiera adelante, las compañías tendrían que dejar de usar este tipo de técnicas, facilitando el trabajo de los servicios de inteligencia y policiales para llevar a cabo investigaciones en casos como terrorismo, pero del mismo modo, los piratas informáticos tendrían la puerta abierta para interceptar mensajes.