Presentación de la Cerveza La Mezquita
Presentación de la Cerveza La Mezquita MAHOU SAN MIGUEL

Según informa la compañía cervecera en una nota, la receta actual está inspirada en la original de 1920 e, igual que ella, está elaborada en Córdoba, en la fábrica que Mahou San Miguel tiene en la ciudad desde hace más de medio siglo.

Este lanzamiento ha sido especialmente diseñado para el mercado cordobés, sus consumidores y hosteleros locales, que valoran y sienten "con orgullo" los productos de la provincia y en quienes estaba muy arraigado el recuerdo de la marca.

Según el director de Consumo, Carlos Lafuente, "nuestra intención es que Cerveza La Mezquita se convierta poco a poco en una marca relevante para el cordobés y le acompañe en su día a día". Cerveza La Mezquita es una pilsen lager creada por maestros cerveceros de Mahou San Miguel y pensada para consumo diario con una graduación de 5,0º de alcohol y perfecta para maridar con los platos típicos de la provincia cordobesa.

Estará disponible en los establecimientos de hostelería de Córdoba, su lugar de origen, y, próximamente, también se podrá encontrar en Jaén y Badajoz. Cerveza La Mezquita podrá disfrutarse tanto en grifo, como en formato botella de 33 centilitros y, de momento, será exclusiva para el canal de hostelería.

Esta nueva marca ha sido presentada este pasado jueves en un evento celebrado en la terraza del Centro de Recepción de Visitantes de Córdoba. El acto ha contado con la presencia de destacadas personalidades locales, que han podido conocer en primicia la cerveza, en combinación con una cuidada selección de platos locales.

UN DISEÑO UNIDO AL ORIGEN

El origen y la vinculación con la ciudad de Cerveza La Mezquita no solo se reflejan en su nombre, un homenaje al emblemático monumento, también queda patente en su identidad visual. El imaginario de la marca está inspirado en el característico ladrillo de color rojo de los arcos de la Mezquita-Catedral de la ciudad, un símbolo perfectamente reconocible que vincula la historia y la actualidad y que se percibe en el logotipo y en los recursos gráficos de la marca.

Así, unas franjas rojas con un efecto desgastado que representa el paso del tiempo, todo un reconocimiento al origen y tradición con los que cuenta La Mezquita. Una imagen actual que, sin embargo, mantiene la misma esencia.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.