Migraña
Imagen de una joven sufriendo una migraña. GTRES

En España son más de 5 millones de personas las que sufren migraña. Un problema de salud, conocido también como jaqueca, muy incapacitante y que nada tiene que ver con un dolor de cabeza normal.

Sin embargo, para evitar que la migraña pase de ser un malestar puntual a convertirse en una enfermedad crónica, es necesario aprender a identificar sus síntomas para poder detectarla y empezar un tratamiento para combatirla lo antes posible.

La Dra. Patricia Pozo Rosich que coordina el Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología afirma, según la Asociación Española de Neurología (SEN), que “muchos pacientes se conforman con la enfermedad, no saben que existen buenas opciones de tratamiento o incluso no acuden al especialista adecuado, lo que hace que la migraña sea una de las enfermedades por la que los españoles más se automedican”. Una declaración que pretende concienciar sobre la importancia de aprender a detectar una migraña.

Según la Asociación Española de Migraña y Cefalea (AMICE), una entidad sin ánimo de lucro que quiere dar visibilidad a este problema que afecta a una gran parte de la población española, existen una serie de pistas que nos ayudan a identificar una migraña:

  1. Es un dolor muy fuerte que aparece de manera espontánea y afecta a un solo lado de la cabeza (puede ir cambiando de zona) o se expande. En algunos casos, el dolor es pulsátil, es decir, como si fuera un latido.
  2. El ejercicio físico o realizar cualquier movimiento, como levantarse de la cama o agacharse para coger algo del suelo, provocan que el dolor empeore de forma instantánea.
  3. Es posible que la luz moleste, tanto si esta es natural como artificial. También los sonidos, no necesariamente los fuertes, pueden resultar irritantes.
  4. El dolor suele durar más de 4 horas y se prolonga hasta un máximo de 3 días durante los cuales pueden alternarse las crisis con episodios en los que está presente pero con una intensidad mucho más baja.
  5. Cuando la migraña aparece entre 9 y 14 días al mes se la considera “episódica”. Si, en cambio, suele manifestarse 15 o más días se entiende que se ha convertido en una enfermedad crónica.

Automedicarse no es una solución

A pesar de que, como bien exponía la Dra. Patricia Pozo Rosich, hay una tendencia a la automedicación en las situaciones en las que se sufre migraña, esto no es recomendable. Es una enfermedad para la que los fármacos destinados a aliviar dolores de cabeza no surten efecto, lo que suele derivar en una ingesta excesiva de los mismos.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) advierte de la gravedad que tiene la migraña calificándola como “una causa importante de incapacidad laboral”. Por eso, señala que existen medicamentos denominados antimigrañosos que en su composición puede haber triptanos o alcaloides del ergot. Estos solo deben ser recetados por un médico y funcionan tanto como preventivos de la migraña, en los casos en los que esta se haya vuelto crónica, como para tratar una crisis.

Con un seguimiento y tratamiento adecuados, la migraña puede controlarse y evitar que afecte a nuestra calidad de vida. Automedicarse, en esta situación, no es una solución, pues los fármacos sin receta no contienen en su fórmula los componentes que ayudan a aliviar y reducir la sintomatología que presenta esta enfermedad.