Patinetes eléctricos de alquiler
La Policía Local de València retiró los patinetes eléctricos de la empresa Lime en septiembre de 2018. EP

El Ayuntamiento de València aprueba este viernes, después de meses de estudio y análisis con los distintos agentes implicados, las tasas que tendrán que pagar las empresas de alquiler de vehículos de movilidad personal (VMP), el conocido como sharing, por dejar sus dispositivos eléctricos en la vía pública.

Este asunto, pendiente desde finales del anterior mandato, recibirá el visto bueno en la Junta de Gobierno local a través de una ordenanza que fijará los importes anuales para este tipo de formas de movilidad ligadas al ocio y al turismo, que han experimentado un auténtico boom.

Sin ir más lejos, hace casi un año, en septiembre de 2018, la Policía Local retiró cientos de patinetes eléctricos de la empresa Lime de las calles de la ciudad, donde esta compañía empezó a operar en medio de un vacío legal que, desde entonces, el Consistorio se ha propuesto rellenar.

En concreto, la Junta de Gobierno abordará la aprobación de una Tasa por Utilización Privativa o Aprovechamiento Especial del Dominio Público Local con los  denominados Vehículos de Movilidad Personal (MVP). Esta tasa "afectará a aquellas empresas que  explotan económicamente y con fines lucrativos, vinculados al turismo y el ocio, el alquiler" de este tipo de dispositivos, según explican desde el Consistorio, pero no a las concesiones municipales que también ocupan el dominio público, es decir, aceras y calles peatonales.

Atendiendo a la superficie ocupada y al tipo de vehículo, la tasa para patinetes eléctricos será de 60 euros por unidad. Para los patinetes eléctricos de mayor tamaño, bicicletas eléctricas y similares será de 70 euros al año. Los ciclomotores eléctricos pagarán  78 euros por unidad, las motocicletas eléctricas 82 euros por unidad, y en el caso de los turismos eléctricos, cuando  estén exentos de abonar la ORA, la tasa será de 715 euros. En el supuesto de que no estén exentos, la tasa ascenderá a 1.028,34 euros al año por cada turismo.

La ocupación del dominio público – según la propuesta de acuerdo-  se calculará multiplicando el ancho del vehículo de movilidad personal por el largo, al que habrá que añadir 20 centímetros por el largo en concepto de zona de acceso, explicaron ayer fuentes municipales.

La tasa, aprobada tras las múltiples reuniones mantenidas con representantes de empresas dedicadas al sharing al final del anterior mandato por el entonces concejal de Hacienda, Ramón Vilar, entrará en vigor  y será aplicada a partir del día siguiente  al de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia(BOP) y quedará regulada en el marco de la nueva ordenanza.

¿Qué pagará cada vehículo eléctrico?

Patinetes. La tasa por unidad será de 60 euros al año. Para los de mayor tamaño, ascenderá a 70.

Bicicletas. Las empresas de alquiler abonarán 70 euros al año al Ayuntamiento por cada una.

Motos. Los ciclomotores eléctricos pagarán 78 euros por unidad y las motocicletas eléctricas 82 euros cada una.

Coches. En el caso de los turismos eléctricos, cuando  estén exentos de pagar la ORA, la tasa será de 715 euros por cada uno. En el supuesto de que no estén exentos, el importe será de 1.028,34 euros al año por cada turismo.

Consulta aquí más noticias de Valencia.