El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, y el concejal socialista Alfredo González, en los juzgados tras recurrir la moratoria de Madrid Central.
El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, y el concejal socialista Alfredo González, en los juzgados tras recurrir la moratoria de Madrid Central. EUROPA PRESS

El PSOE ha acaparado los titulares matuninos de este jueves con su desafío al nuevo Ayuntamiento del PP y Cs. A primera hora de la mañana los socialistas presentaron un recurso ante los tribunales para paralizar de forma cautelar la supensión de multas en Madrid Central y anular el acuerdo de la Junta de Gobierno por considerarlo "ilegal". Con este anuncio, el partido de la oposición abrió la veda de las demandas: a lo largo del día, varios colectivos se han sumado a los socialistas para pedir la vuelta al plan original de Carmena.

El primero en seguirles ha sido la Plataforma en Defensa de Madrid Central, que tras reunirse con el Ejecutivo municipal para abordar su preocupación por el tráfico y la calidad del aire en el centro, anuncian que este viernes presentarán un recurso contencioso administrativo a los juzgados –paralelo al del PSOE– "para pedir la suspensión de la moratoria de multas".

En dicha reunión presidida por la vicelacaldesa, Begoña Villacís, y el y alcalde José Luis Martínez-Almeida se ha acordado establecer mesas de trabajo entre el Gobierno y los afectados por Madrid Central, los cuales "exigirán que no se dé un paso atrás en las medidas para la protección de la calidad del aire", explicó ayer Adrián Fernández, responsable de Movilidad de Greenpeace España y portavoz de la Plataforma.

Por su parte desde el Ayuntamiento han calificado la reunión de "agradable" y avanzan que continuarán dialogando para establecer un "modelo alternativo" a Madrid Central. "Hemos adquirido el compromiso de establecer una suspensión hasta el 30 de septiembre, que nos permita establecer una ronda de contactos con todas las personas afectadas", han explicado.

Sin embargo, para la Plataforma es insuficiente. "Se han comprometido a que Madrid Central se va a mantener, pero lo van a modificar y no sabemos en qué consistirá esa modificación», apunta Paco Segura, coordinador de Ecologistas en Acción. A pesar de las muestras de compromiso que les ha dado el Ejecutivo acerca de la calidad del aire, los afectados continúan sintiéndose "tremendamente escépticos" con el posible cambio al que puedan someter a Madrid Central, ya que "no existe voluntad de restringir drásticamente el tráfico". De ahí, que sus miembros vayan a "mantener la presión mediática y las movilizaciones", empezando por interponer hoy un recurso en paralelo al del PSOE para "presentar distintos enfoques".

Con este espíritu, otros colectivos, como la Federación Profesional del Taxi, se han unido a lo largo de la jornada a la plataforma para denunciar el aumento del tráfico desde la moratoria. Todo este revuelo se ha ocasionado después de que el Gobierno municipal presentara el balance de los cuatro primeros días desde que entró en vigor la moratoria de Madrid Central. Un informe que arroja datos positivos: "No ha habido una repercusión negativa ni en el trafico ni en la calidad del aire, en comparación con la semana pasada".

Una acuerdo con "confort jurídico"

Tanto el PSOE como la Plataforma en Defensa de Madrid Central coinciden en que la moratoria de las multas se ha llevado a cabo "sin los cauces legales adecuados".

Para el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pepu Hernandez, la gestión que está llevando el Ayuntamiento provoca que "no solo volvamos unos meses atrás, sino que volvemos a una situación previa de 2003". Por eso, la plataforma de afectados presentará este viernes su recurso "por la forma en la que se ha llevado a cabo esta moratoria sin pasar por el pleno", explica Adrián Fernández, responsable de Movilidad de Greenpeace España y portavoz de la Plataforma en Defensa de Madrid Central. 

En respuesta a estas reacciones, Carabante ha apuntado que "la decisión que adoptó la Junta de Gobierno con pleno confort jurídico en base al artículo 247 de la Ordenanza de Movilidad Sostenible", un artículo que en ningún momento ha sido "recurrido por el partido socialista". Aun así, le "hubiera gustado que no se discutiera solo la forma de la decisión y de la tramitación administrativa sino que se debatiera sobre el fondo de lo que debe ser Madrid Central".

Consulta aquí más noticias de Madrid.