Turistas en la Marina
Turistas en La Marina de València. LA MARINA - Archivo

El alcalde de València, Joan Ribó, ha reiterado este jueves su disposición a implantar una tasa turística en la ciudad para contribuir al pago de servicios municipales como la limpieza, la seguridad o la movilidad.

Así, ha considerado que esta es necesaria en la capital valenciana, ha afirmado que desde el Consistorio se apoyará y pedirá que "la Generalitat y Les Corts se pronuncien en esa dirección" y ha mostrado la "voluntad" municipal de "trabajar para que en València haya una tasa turística como hay en Palma de Mallorca, en Barcelona, en Roma y en prácticamente todas las ciudades europeas".

Ribó se ha pronunciado de este modo tras saludar a los miembros del coro Les Veus de la Memòria de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Valencia, en alusión al "debate" abierto en el ámbito autonómico respecto a la tasa turística.

El primer edil ha considerado que esta opción es "imprescindible" y ha afirmado que no es una medida disuasoria para el turismo, al tiempo que ha defendido que puede "ayudar muchísimo" a "eliminar o disminuir los problemas de cierto rechazo que pueden aparecer en algunos barrios frente al turismo" y ha apuntado que puede ser "un mecanismo que puede ayudar a controlar los apartamentos turísticos", que "en estos momentos necesitan controlarse mejor".

"Nadie se espanta cuando se hace un viaje. Nunca nos preocupamos y preguntamos si tiene o no tasa turística" un destino, por lo que esta "no tiene ningún efecto reductor del turismo", ha agregado el responsable municipal al respecto.

Por lo que se refiere al ámbito económico, Ribó ha comentado que el turismo tiene para los ayuntamientos "una parte positiva" pero también "elementos negativos" porque supone tener que afrontar "gastos de limpieza" y "más medidas de seguridad y de movilidad" que hay que "compensar".

"Pensamos que es importante que los turistas contribuyan y que no paguen los vecinos unos servicios de los que también disfrutan" quienes visitan la ciudad, ha planteado Ribó. "Nuestra posición es muy clara, hace falta una tasa turística", ha insistido el primer edil.

Asimismo, Joan Ribó ha manifestado que entiende que "pueda haber ayuntamientos que no la quieran", por lo que ha señalado que "no tiene por qué ser obligatoria para todos" los municipios. En el caso de València ha reiterado su necesidad y ha expuesto que se gestionaría y cobraría "en correlación con la Generalitat", teniendo en cuenta que la tasa turística debe regularse en el ámbito autonómico porque los municipios no tienen competencia para crear tributos.

Decisión autonómica

Por su parte, la portavoz del PSPV en el Ayuntamiento de la capital valenciana y concejala de Turismo en el anterior mandato, Sandra Gómez, que ha asistido también al concierto celebrado en el Consistorio, ha señalado preguntada por la creación de la tasa turística, que es una decisión que "debe tomar la Generalitat" y, en consecuencia, "determinar una norma".

Así, Gómez ha explicado que "no depende de cada ayuntamiento" decidir la existencia de este tributo y aplicarlo porque "depende de una norma autonómica". "En el ámbito municipal no podemos hacer nada más que esperar que se apruebe en el ámbito autonómico para luego ponernos de acuerdo cómo aplicar esa herramienta", ha insistido.

La edil ha agregado que si se acordara dicha ley y se aprobara, cada localidad, como sucedería en València, se tendrá que "poner de acuerdo en la aplicación de esa tasa, durante qué periodo y con qué flexibilidad".

"Es una herramienta que sirve para modular el turismo, en el sentido positivo, y buscar ese tipo de turismo que se quiere como ciudad", ha agregado. Asimismo, Sandra Gómez ha comentado que la creación y aplicación de la tasa turística es "un tema muy político" respecto al que "todas las formaciones tienen una postura".

"Una comisión con el sector"

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, por su lado, ha indicado, también tras el concierto Les Veus de la Memòria, que su formación está "absolutamente en contra" de la tasa turística "como planteamiento inicial". En esta línea, ha precisado que se trata de una cuestión "que debería abordarse en una comisión con el sector" turístico.

"Pensamos que si realmente se va a plantear esto con seriedad en los próximos meses, lo primero que hay que hacer es configurar una comisión en la que participemos todos los miembros de la corporación municipal y el sector afectado para a partir de ahí, si el sector considera que es oportuno y se pueda alcanzar algún tipo de acuerdo sobre el destino final de la recaudación o de forma de compensar en materia turística estas cuestiones, hablaremos", ha planteado.

De este modo, Catalá ha manifestado que aunque el PP está en contra de la tasa turística podría "sentarse a hablar" y analizar su conveniencia si el sector turístico de la ciudad "se sienta con todos y aporta informes o documentos que muestren una madurez oportuna para gravar a los turistas".

"Nos sentaríamos a hablarlo, no vamos a descartarlo pero plantearlo sin hablarlo con el sector no me parece lo más razonable", ha declarado la responsable 'popular', al tiempo que ha opinado que el alcalde "debería abordar estas cuestiones con más consenso".

Consulta aquí más noticias de Valencia.