La criptomoneda de Facebook
La criptomoneda de Facebook CLIPSET

Como no podía ser de otro modo con un proyecto que quiere cambiar eso a lo que llamamos dinero, Libra, la criptomoneda de Facebook, ha levantado todo tipo de suspicacias desde su presentación el pasado 18 de junio. A buen seguro que el Estado, sea lo que eso sea en el inicio del siglo XXI, se pregunta si el dinero, el papel moneda, no era cosa sola suya.

Ya la pasada semana, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, comentó que Libra iba a necesitar una vigilancia muy estrecha por su enorme alcance. "Creo que la vara (de los reguladores) será muy exigente para proteger a los consumidores", comentó en una conferencia en Nueva York.

Ahora es el Congreso de EE UU el que pide poner freno a la criptomoneda de Facebook. Ha sido el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes (liderado por los demócratas) el que ha pedido a la empresa de Mark Zuckerberg y al resto de sus socios que paralicen el proyecto. Al menos, hasta que el Congreso debata al respecto.

La carta que han enviado a los responsables de Libra pregunta por la escasa información que han dado sobre la intención, los roles, el uso potencial y la seguridad de la criptomoneda. Y lo que es casi mas importante, la falta de protecciones regulatorias.

Problemas de privacidad y seguridad

Suscrita por la presidenta del comité legislativo, Maxine Waters, y por la representante Carolyne Maloney, la misiva señala que si Libra no está supervisada por normas gubernamentales, "podría representar riesgos sistémicos que ponen en peligro la estabilidad de la economía financiera de Estados Unidos y del mundo".

Los congresistas exigen una moratoria para llevar a cabo las necesarias audiencias que puedan examinar los "riesgos y beneficios" de esta criptomoneda. Consideran que estos pasos son imprescindibles si se quiere evitar un "nuevo sistema financiero basado en Suiza, que sería demasiado grande para desplomarse".

La iniciativa ya pone fechas a su trabajo. Los congresistas quieren celebrar el próximo 7 de julio una audiencia en este comité titulada “Examinar la Criptomoneda propuesta de Facebook y su impacto en los consumidores, los inversionistas y el sistema financiero estadounidense”.

La carta que firman Waters y Maloney asegura que la criptomoneda de Facebook plantea serios problemas para la privacidad, comercio, seguridad nacional y política monetaria. Y no sólo para los más de 2.000 millones de usuarios que la red social tiene en todo el mundo, sino para la economía internacional. Y recuerdan el antecedente del caso de Cambridge Analytica, que accedió a información de 50 millones de usuarios y la usó para sus propios intereses.