Montero
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Rodrigo Jimenez / EFE

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, negó este miércoles que su departamento tenga intención de revisar la casilla de la Renta destinada a la Iglesia, pero explicó que sí planea revisar el IBI y las exenciones de aquellas propiedades de la Iglesia que no están destinadas al culto religioso ni a la labor social.

En una entrevista en Antena 3, Montero respondió así al ser preguntada sobre si el Gobierno planea cancelar la casilla que permite a los contribuyentes destinar parte del IRPF a la Iglesia. "No tiene tanto que ver con la casilla de la Iglesia sino con el IBI y con unos impuestos en los que la Iglesia tiene ciertas exenciones", afirmó.

En concreto, explicó que "se trata de que los lugares de culto o en los que se desarrolla labor social tengan las mismas exenciones que el resto, pero que en otras pertenencias de la Iglesia que no están desarrollando esa tarea hay que replantearse esa contribución que básicamente va a los ayuntamientos". Para la ministra en funciones, hay que "hacer esa categorización de cuáles son esos patrimonios que están al servicio de los ciudadanos y cuáles forman parte del patrimonio de la Iglesia en dónde habría que revisar esa exención".

Sin embargo, Montero planteó la pregunta de si "para la parte social de la Iglesia es mejor la casilla de la Iglesia o la de las ONG", apuntando que "la parte social de la Iglesia se beneficia mejor del reparto que se hace para las ONG" que con lo destinado a través de la casilla específica de la Iglesia. "El dinero que se reparte por la casilla de las ONG permite que llegue más dinero de recursos a Cáritas o cualquier otra entidad de la Iglesia que esté al servicio de ese trabajo social", agregó.

Recaudación y reforma fiscal

Por otra parte, preguntada por el ritmo de recaudación de la campaña de la Renta 2018, finalizada esta misma semana, la ministra en funciones aseguró que se está comportando "según los términos previstos", e indicó que el hecho de "que haya un mayor nivel de empleo y que los salarios suban" contribuyen a una mayor recaudación.

En este sentido, la titular de Hacienda insistió en la necesidad de trabajar en la reforma fiscal que el Gobierno de Pedro Sánchez planteó en su proyecto de Presupuestos de 2019. "Este Gobierno ha sido claro y transparente y puso encima de la mesa la propuesta fiscal antes de las elecciones", declaró sobre este punto, para a continuación agregar que "hay un decalaje con la UE que tenemos que corregir".

Así, resaltó que de la recaudación tributaria en España sólo el 0,3% proviene de "la gran riqueza", y que "este es un porcentaje muy inferior al de países de nuestro entorno". "Hay que trabajar, al margen de la figura tributaria que sea, para que las personas que tienen mayor capacidad aporten en mayor medida a la sostenibilidad de los servicios públicos", afirmó, destacando que el Impuesto de Sociedades recauda la mitad que en 2007 cuando los beneficios empresariales ya han recuperado el nivel anterior a la crisis y que, por tanto, hay que revisar los beneficios y exenciones fiscales de las empresas.

Estatuto de los trabajadores

La ministra en funciones también celebró los datos de empleo publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, destacando que se ha alcanzado, con 19,5 millones de afiliados, el mayor número de ocupados de la historia de España, así como el mayor número de mujeres trabajando, aunque señaló a la temporalidad y la precariedad como las asignaturas pendientes.

Sobre este punto, Montero resaltó la necesidad de "poner en marcha ya el Estatuto de los Trabajadores y trabajar para revertir parte de esa reforma laboral que hizo que el empleo sea precario y que no satisface las necesidades de la economía ni de los trabajadores".